Marketing

Así lo indica el

El marketing y la publicidad han cambiado drásticamente debido a la crisis sanitaria

la demanda de aplicaciones web, sitios web de comercio electrónico, SEO y estrategia digital no para de crecer, mientras sucede lo contrario con el marketing de eventos, la creación de aplicaciones móviles y la publicidad online

cambios covid

La crisis sanitaria que hemos sufrido a nivel mundial por culpa de la expansión del coronavirus ha generado un panorama de incertidumbre y de crisis económica que ha dado lugar a que muchos sectores se replanteen sus modelos de negocio y su enfoque hacia el futuro. Toda la sociedad se encuentra hoy por hoy en un estado de confusión y desconcierto nunca antes visto, que tiene su repercusión en industrias y ámbitos como el del marketing, donde la “nueva normalidad” plantea el dilema de dar por obsoleta definitivamente a la comunicación publicitaria “tradicional”.

Como sabemos, la pandemia ya ha afectado a innumerables empresas, y parece que otras muchas se verán afectadas más tarde o más temprano. A pesar de las diversas iniciativas impulsadas por gobiernos, asociaciones y organizaciones de todo tipo para tratar de limitar el impacto y los daños causados por la crisis sanitaria, son muchos ya los cambios que hemos podido ir observando, de forma paulatina, y que parece que han llegado para quedarse indefinidamente, incluso en el sector del marketing y la comunicación.

En este contexto, Sortlist ha publicado recientemente la última edición de su “Barómetro del Marketing”, que viene a analizar el impacto de la pandemia del coronavirus en el sector del marketing y la publicidad. Y las conclusiones que plantea son tan obvias como significativas, pues sus datos y su análisis muestran un diagnóstico evidente, ya que el panorama del marketing y la publicidad está cambiando a pasos agigantados, en apenas unas semanas, y seguirá haciéndolo por un tiempo hasta que se asienten las bases de la “nueva normalidad”.

Curiosamente, el estudio muestra cómo la pandemia del coronavirus ha conseguido disparar la demanda de servicios digitales, fundamentalmente a causa del confinamiento y la permanencia continua en casa. A nivel global, varios sectores están empezando a tener un gran éxito, en relación con esa demanda en crecimiento, principalmente porque el confinamiento ha llevado a las empresas a focalizarse en su presencia online. De este modo, ha aumentado la creación de aplicaciones web un 45%, la creación de e-commerce un 41%, el SEO un 37% y las estrategias digitales un 30%.

Por el contrario, el número de proyectos relacionados con eventos y con la creación de aplicaciones móviles, aunque parezca paradójico, está viéndose reducido. Este último fenómeno obedece indudablemente a la prioridad que se le está dando a la transición del offline al online, debido a la aceleración de las dinámicas de digitalización del marketing. Por lo tanto, las empresas prefieren invertir en nuevas aplicaciones web y en el desarrollo de una tienda online. Además, sorprendentemente, la contratación de servicios de publicidad online ha caído casi un 30% de forma generalizada.

Existe una razón muy sencilla, según Sortlist, para dar explicación a esta contradicción, y es que existe gran temor a realizar actualmente inversiones publicitarias sabiendo que apenas tendrían un retorno de la inversión positivo, sobre todo porque en estos tiempos de incertidumbre los recursos financieros son más valiosos que nunca. De hecho, en Europa fundamentalmente, y a nivel internacional, los servicios de eventos parecen estar totalmente fuera de mercado, con disminuciones que van del 30% al 66%. Sin embargo, es algo que tiene sentido, ya que las reuniones siguen estando prohibidas. Independientemente, es evidente que tanto marcas como empresas deberán transformarse digitalmente y centrarse en la difusión de mensajes sólidos.

Nicolas Finet, cofundador, destaca acerca de este asunto que “la crisis del coronavirus ha acelerado una tendencia que ya veníamos observando. Hoy en día, el objetivo del marketing y la publicidad es acercarse cada vez más al cliente. Y en tiempos de crisis, hay que ser capaz de adaptarse rápidamente. Inicialmente, las empresas no sabían qué hacer. Primero hubo un gran impacto. Después, la contratación de servicios comenzó a acelerarse, pero de una manera completamente diferente. Y esto ocasionó un gran impacto: las empresas se dieron cuenta de que tenían que acercarse al cliente, respetarlo."

Para finalizar, y teniendo en cuenta los numerosos datos proporcionados por el “Barómetro del Marketing 2020”, Sortlist ha considerado varias tendencias destacadas, como una fuerte necesidad de visibilidad online, traducida en una demanda de servicios especializados en SEO, comercio electrónico, estrategia de contenidos y aplicaciones web; la búsqueda del control de los costes publicitarios, lo que explica la disminución de la inversión en la publicidad tradicional así como en la publicidad online; y la importancia de ser rápidos y flexibles, lo que implica que las empresas deben rodearse de socios hiper-especializados.

Te recomendamos

EVO Banco

A3Media

LIONS LIVE

Podcast

Compartir