Marketing

Cómo hacer que su marca triunfe a través del merchandising

El merchandising de verano, una herramienta eficaz para su marca

Escoger los productos adecuados que mejor se adapten a los clientes y reflejen los valores de la empresa, aspectos fundamentales del merchandising.

El merchandising, en el mundo del marketing, es una técnica comercial que sirve para hacer correcciones en el marco del lanzamiento de un producto, o para estudiar su desarrollo una vez que se ha puesto en el mercado. Sin embargo, el público general suele hablar de merchandising para referirse a productos publicitarios, y este se puede utilizar para promocionar un artista, un grupo o una marca. Son, utilizando un lenguaje coloquial y cotidiano, los productos que alguien vende o regalan y hablan de su marca personal o profesional.

De artículos publicitarios, sobre todo en lo que respecta al merchandising moderno, saben mucho agencias como Ravanetto, con todo un catálogo de regalos de empresas, para ferias y más. Como recoge en su web, estudios recientes demuestran que el marketing que utilizan artículos publicitarios y promocionales presenta un rendimiento un superior al que se utiliza a través de prensa y otros convencionales, e incluso al del omnipresente y todopoderoso (aparentemente) marketing online.

Es una conclusión a la que se llega con cierta facilidad. Hace tiempo que el marketing convencional está saturado, pero el que utiliza Internet para llegar a los consumidores también es cada vez menos efectivo. Los usuarios reciben cada día miles de impactos publicitarios. Hay muchos anuncios que no llegan y otros tantos son olvidados con facilidad. Regalar un objeto, en cambio, no está tan manido, y el impacto es muy elevado.

Habría que ver, eso sí, la tasa de conversión, lo que una empresa que invierte en marketing obtiene a cambio de hacer este tipo de inversiones, que tampoco tienen por qué ser muy elevadas. Agencias como Ravanetto aseguran que el Rendimiento de Inversión, el ROI, ha crecido mucho en los últimos años, entre otras cosas, por la caída de los precios de las unidades.

Por qué sigue triunfando el merchandising

¿Es realmente efectivo que una empresa regale abanicos personalizados? ¿Que compre abanicos al por mayor para regalarlo a sus clientes y potenciales clientes? Este, precisamente, es un artículo habitual en las campañas de marketing promocional que usa el merchandising, pero también fuera del círculo. Están, por ejemplo, los abanicos para bodas.

Los resultados nos dicen que sí, siempre y cuando la campaña se diseñe y se gestione de la manera correcta. Los artículos de merchandising sirven, por ejemplo, para transmitir una imagen concreta, la que quiere la marca. Sirven para lograr destacarse ante la competencia, generan engagement empresa/cliente, hace publicidad. En los eventos de networking, son útiles para abrir vínculos, en el momento o en le futuro, así como para estrechar lazos de colaboración.

Lo más importante es que todo ello, si está bien enfocado a la conversión, puede servir para aumentar las ventas de la empresa, creando impacto. O incluso para fidelizar a clientes que se ha logrado construyan una buena imagen de la marca en su cabeza.

La época estival, buen momento para una campaña

No es una regla absoluta, depende de la empresa que de la que hablemos. No es que los datos sean extrapolables, pero la revista especializada en hostelería Hosteltur recogió en 2017 que, en verano, el marketing en smartphones genera más conversiones. Estas crecen más de un 30% en los meses de julio y agosto, lo que tiene que ver con que el uso de los teléfonos inteligentes crece entre un 25% y un 36% más.

Hay más tiempo libre, luego es mejor época para el mobile marketing. Y, estudiando bien las opciones, el merchandising puede aprovechar no solo que haya más tiempo libre, sino que la gente se concentre en lugares concretos, como la costa, y que necesite accesorios propios de la estación.

En verano hay más donde elegir en lo que a merchandising se refiere. Ravanetto, por ejemplo, ofrece sombreros personalizados que se pueden encontrar desde 0,59 euros, en diferentes colores. Entre ellos, están los sombreros de paja que, dependiendo del diseño, pueden ser de mucha utilidad para un cliente que necesita protección extra, y que a la empresa que lo regale le haga ganarla visibilidad propia de los sombreros publicitarios.

Lo mismo sucede con las gafas de sol personalizadas, que son aún más baratas. Desde 0,28 euros la unidad se pueden encontrar gafas de sol publicitarias con un diseño moderno y protector de rayos UV, cuya vida útil se puede prolongar más allá del momento de dar el regalo. Cuanta más calidad perciba el cliente, más durará el sentido de esa compra de gafas al por mayor.

Cómo elegir el merchandising más acorde

Para que la campaña triunfe, eso sí, debe estar correctamente planificada. De hecho, la planificación es uno de los pilares del marketing en general, no caben las improvisaciones cuando se trata de conseguir un objetivo específico. No todo vale ante un cliente exigente y bombardeado día a día con mensajes publicitarios, por mucho que la empresa llegue a creer que lo tiene todo hecho por estar regalándole algo.

Hay que seleccionar bien, primero, el tipo de artículo promocional. Tiene que ser algo útil para los clientes y potenciales clientes, como explicábamos al hablar del merchandising estacional. Si es un objeto cotidiano, de uso habitual, mejor.

Eso sí, el producto debe casar con el tipo de negocio, ir con su filosofía. Esto mismo se puede extender también al lugar y al momento en el que se va a desarrollar la campaña, de manera que nadie repartiría abanicos publicitarios en agosto en el norte de España, por ejemplo, a no ser que viniera bien para el desarrollo de una campaña muy específica.

El perfil del cliente es otro de los parámetros a estudiar cuidadosamente, porque es lo que va a definir el éxito de la empresa. Los clientes son los que compran, los que adquieren el producto o el servicio, así que subestimarles o no darles la suficiente importancia es poco menos que arrogante. Hay que regalar algo con un mínimo de calidad.

Además de que el artículo se tiene que adscribir al sector, también debe recoger los valores de la empresa, proyectar la imagen que se quiere dar. Unas gafas de sol se antojan ideales para la empresa que quiere trasladar una imagen fresca y moderna. Se trata, en definitiva, de dejarse asesorar para dar con aquello que mejor resultado vaya a dar.

Nota de prensa

Te recomendamos

PREMIOS EFICACIA

Enamorando

Yoigo

Podcast

Atres

Compartir