líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

El merchandising también es cosa de las tiendas online

A la hora de comprar, tanto por internet como en una tienda física, el ojo del consumidor se lleva la parte más importante. A este propósito, muchos comerciantes que han decidido lanzarse al E-commerce desconocen estrategias sobre el aspecto o usabilidad que debe tener una tienda online para expresar seguridad y confianza. El diseño es lo que se lleva la primera impresión de los usuarios. Por eso, una buena imagen cautiva al internauta que tiende a asociar la página con algo positivo. En este sentido, cuidar el aspecto de una tienda online es tan necesario como cuidar el escaparate de un establecimiento.

Cualquier tipo de empresa puede tener su espacio en internet y muchos son los comercios que ya lo tienen. Por lo tanto es necesario diferenciarse de la competencia para captar usuarios y potenciar la relación con los clientes ya adquiridos. Una importante ventaja competitiva consiste en tener actualizada la página con nuevos productos, servicios y promociones. En este sentido, las imágenes juegan el papel principal. La elección de buenas imágenes, atractivas a la vez que claras, es fundamental. Cuanto más visual y dinámica la web, más posibilidades de vender y tener nuevas visitas.

La organización del espacio es otro factor relevante al igual que la sencillez de búsqueda, la inmediatez y un diseño limpio. “Cuantas más vueltas tenga que dar un usuario para encontrar los artículos que busca o para pagarlos, menos comprará”, afirman desde CiudadMarket, red social del Comercio y del Consumo. Se debe de fomentar la facilidad de uso tanto para el consumidor paciente como para el comprador impulsivo. Ambos necesitan un diseño sencillo e intuitivo que les permita localizar lo que necesitan en pocos pasos y de forma accesible.

En caso de ofertas especiales, promociones e imágenes que reenvían a otra pantalla, es necesario averiguar que todos los links y enlaces funcionen correctamente, que no se generen errores o que la web no se quede trancada al intentar acceder a un file muy pesado.

Hoy en día todo el mundo puede acceder a la red, sin restricciones de edad, instrucción o rédito. Cierto es que los jóvenes y las personas de mediana edad tienen más preparación y facilidad en el aproche a las nuevas tecnologías y posibilidades ofrecidas por internet. De ahí, el éxito de los centros comerciales virtuales y los portales integradores de ofertas. Estos proporcionan a los comercios una ventaja importante: la capacidad de aglutinar un número amplio y variado de usuarios, alcanzando un flujo de tráfico muchísimo más elevado que el de una página de empresa individual.

“De importancia capital se han vuelto las recomendaciones de otros usuarios en cuanto ‘sello de calidad’ y garantía de una empresa o producto”, aseguran desde CiudadMarket. El portal ofrece una red social propia, CiudadBla, vía de comunicación recíproca entre usuarios y usuarios-empresas.

“Tener una red social propia permite escuchar a los clientes, adaptarse a lo que desean y solucionar eventuales problemas y peticiones”, afirman desde el portal. “A la vez, las sugerencias y opiniones de los clientes y visitantes permiten conocer en profundidad sus preferencias para ofrecerles siempre el mejor servicio”.

¿Cómo responden las empresas a las quejas de sus clientes en la red?AnteriorSigueinteEl 39% de los oyentes se muestra afín a las marcas que se anuncian en la radio

Noticias recomendadas