Marketing

Cómo mejorar la experiencia del consumidor a través del packaging sostenible

El nuevo packaging: conveniencia, sostenibilidad y experiencia gracias a la tecnología

La guerra del plástico ha abierto nuevas oportunidades para las marcas que tienen en los envases reutilizables y en la tecnología los aliados perfectos para ofrecer una experiencia diferenciada a los consumidores.

packagingDurante demasiado tiempo las marcas han contribuido masivamente a la destrucción el planeta. El plástico ha sido el material principal en el packaging de los productos del mercado de consumo, una situación que ahora comienzan a revertir los consumidores que demandan una mayor concienciación por parte de las compañías.

La sostenibilidad es clave para cualquier organización hoy en día y un gesto tan simple como reducir el plástico de sus envases puede, no solo mejorar su imagen ante los consumidores, sino también marcar la diferencia convirtiendo el packaging en un elemento más en la experiencia de consumo.

La tecnología ha traído consigo infinitas oportunidades en este sentido. Envases que detectan cuando un alimento está caducado o que hacen un pedido automáticamente cuando se está acabando son algunas de ellas.

La conveniencia y la sostenibilidad, conceptos tradicionalmente opuestos en la industria del gran consumo, se dan ahora la mano gracias a la tecnología, permitiendo a las marcas abordar nuevos retos.

“Los consumidores son gente normal con vidas ocupadas que quieren conveniencia y buenas experiencias de producto. Si una marca puede ofrecer algo que satisfaga mejor sus necesidades, tendrán un motivo para sumarse y la validación de que están marcando la diferencia”, explica Stuart Leslie, president and founder de 4sight Inc, en Adweek.

Para aprovechar la oportunidad con éxito es necesario, según Leslie, definir la experiencia ideal desde el punto de vista del consumidor. Los envases reutilizables permiten implementar tecnología que se anticipe a las necesidades de los usuarios y les ofrezca algo realmente importante para ellos, relacionado con su estilo de vida.

Ejemplo de ello es la marca de helados Häagen-Dazs que desarrolló, dentro de la iniciativa Loop, un envase de helado de acero reutilizable que mantenía el producto frío durante más tiempo.

Testar estos diseños es otra de las claves para asegurar su éxito. Los estudios de usabilidad y las pruebas internas ofrecen una ventana al mundo real. Es una oportunidad para detectar aquellos cabos sueltos que deben ser atados.

En este sentido cobra especial relevancia la percepción que los consumidores tienen sobre los estándares de calidad. ¿Qué esperan del producto? Hay que conocer qué defectos son inaceptables para el usuario con el fin de evitarlos.

Asimismo, apostar por este gran cambio supone también buscar nuevos proveedores dispuestos a asumir el gran reto y a utilizar la tecnología adecuada para ello.

Lograrlo no solo impactará en lo que a negocio respecta, sino también a nivel de reputación, al poder centrar la conversación más importante para los consumidores hoy en día: la sostenibilidad.

Te recomendamos

Outbrain

Somos quiero

A3media

T2O

Compartir