Marketing

EL OPT-IN VA CONTRA LA ECONOMÍA

Las asociaciones alemanas de venta a distancia y marketing de diálogo han expresado sus críticas a los planes de endurecimiento de la ley de protección de datos en el país germano, presentados durante la cumbre celebrada en Berlín y que reunió a todos los actores del mercado de datos.

La asociación de venta a distancia (Bundesverband des Deutschen Versandhandels – bvh) afirma que la nueva regulación no va a evitar el uso ilegal de los datos de particulares. El experto legal de bvh, Peter Rheinländer, afirma que la discusión sobre privacidad y cesión es comparable a que se declarara ilegal el alquiler y préstamo de coches para evitar el robo de automóviles, según cita la publicación especializada Versandhausberater. Rheinländer declara que en lugar de crear nuevas regulaciones, habría que pensar en dotar mejor a las autoridades de protección de datos para que puedan cumplir su deber.

La asociación alemana de venta a distancia considera que el uso de datos de clientes es esencial para conseguir nuevos clientes y para la venta a distancia y afirma que si no se pueden guardar y procesar datos de particulares, los procesos de compra no se pueden llevar a cabo. El procedimiento de consentimiento previo tendría efectos negativos sobre el negocio, en opinión de esta asociación.

La asociación de marketing de diálogo piensa en la economía
También la asociación alemana de marketing de diálogo (Deutsche Dialogmarketing Verband – DDV) considera válida la fórmula de opt-out que impera actualmente en la legislación de protección de datos y se declara en contra de un endurecimiento de las leyes. En opinión de esta asociación, iría en detrimento de toda la industria publicitaria.

En palabras del vicepresidente de la asociación, Patrick Tapp, con la introducción del opt-in o consentimiento previo del particular para que las empresas puedan emplear o ceder sus datos, se ofrece a los ciudadanos una garantía que realmente no se puede ofrecer, según publica el diario especializado Horizont.

Según el vicepresidente, la solución opt-out establece un equilibrio entre los intereses de los consumidores y los de la economía. Cambiar de procedimiento provocaría graves daños en la economía, según Tapp: “la economía debe tener el derecho de defender sus posiciones”.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir