líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

EL SECTOR COSMÉTICO TENDRÁ QUE INFORMAR AL CONSUMIDOR

Las empresas europeas que operan en Europa, como L’Oréal o Wella, tendrán que responder por teléfono, carta o email a las consultas de los consumidores sobre la composición de sus productos o a sus posibles efectos secundarios. Con esta pauta establecida por la Unión Europea se pretende reforzar la protección de la salud en un sector que mueve al año en el continente unos 60.000 millones de euros.

El vicepresidente del Ejecutivo comunitario y responsable de Industria, Gunter Verheugen, señaló que los Estados miembros serán los encargados de garantizar que las compañías cumplen estas exigencias que buscan «hacer la vida más fácil a los consumidores y a los fabricantes».

En concreto, los fabricantes estarán obligados a indicar la composición cualitativa y cuantitativa de sus productos, pero también deberán responder a las preguntas de los usuarios sobre hipotéticos efectos secundarios, como reacciones alérgicas.

Será obligatorio dejar constancia de la utilización de sustancias consideradas peligrosas por la legislación comunitaria, como aquellas que pueden ser explosivas, oxidantes, inflamables, tóxicas, dañinas, corrosivas o irritantes. En cuanto a los efectos secundarios, los consumidores podrán escoger entre formular sus cuestiones por correo tradicional, teléfono o a través de la página web del fabricante.

Colipa, la patronal europea de la cosmética, ha creado un directorio, al que se puede acceder a través de Internet, en el que figuran todas las compañías que venden cosméticos en la UE.

 

UNA CRUCIFIXIÓN, EL RECLAMO PUBLICITARIO DE MADONNAAnteriorSigueintePONTIAC G5 SE SUMA A LA PUBLICIDAD EXCLUSIVAMENTE EN INTERNET

Noticias recomendadas