Marketing

La cosmética ha sabido adaptarse a las demandas del consumidor digitalizado

El sector de la cosmética crece con las tiendas que ofrecen experiencias

El sector de la cosmética se está adaptando mejor a las nuevas demandas del consumidor que otros sectores como el de la moda. Según datos de Nielsen, el año pasado el maquillaje aumentó un 7,5% en ventas.

Cosmética

Mientras que hace unos años la cosmética y maquillaje se asociaban con marcas de lujo y productos no aptos para todos los bolsillos, el sector ha sabido dar un giro y adaptarse a las nuevas tendencias del consumidor, según explica Nielsen.

Uno de los aspectos que destacan es que el sector de la cosmética ha cambiado el concepto de las tiendas al uso por las llamadas "tiendas espectáculo". En estos establecimientos ya no solo se va a comprar, si no que abren un abanico de posibilidades que más tienen que ver con las experiencias que el cliente puede vivir dentro de las tiendas. Por ejemplo, Sephora ha colocado en sus tiendas un espejo de belleza con inteligencia artificial para asesorar al cliente sobre qué productos le pueden ir mejor. Muchas marcas cuentan ya con áreas de prueba para que el consumidor pueda experimentar con sus productos, conocerlos y probarlos antes de decidirse a comprarlos. Se trata de algo mucho más personalizado.

Este nuevo concepto ha sabido captar a los clientes por el precio y/o por la diferenciación. Según datos de Nielsen, el año pasado el maquillaje aumentó un 7,5% en ventas, y los productos de cuidado personal como cremas o limpiadores lo hicieron un 2%. El 86% del crecimiento está asociado con el mass market. En los últimos años han surgido nuevas marcas, especialmente estadounidenses o coreanas, así como pequeñas marcas que se dirigen a un público en concreto y marcas que optan por ofrecer cosmética natural y productos veganos.

El sector cosmética ha cambiado las tiendas al uso por las "tiendas espectáculo"

Según publica El Mundo, fuentes del sector han indicado que "esta fiebre por el maquillaje es un fenómeno vinculado a la cultura visual y la explosión de las redes". Marta Vázquez, experta del sector en Nielsen, dice: "A lo mejor una niña no tiene dinero para comprarse un vestido de 30 euros pero sí un maquillaje de 5 o 10".

El sector de la cosmética ha sabido adaptarse a la transición digital de manera más rápida que otros sectores como el de la moda, que lleva tiempo buscando la manera de ofrecer valor al consumidor y reinventar el concepto. "Esa parte de dar valor a la experiencia ya la tienen. Es como una oleada silenciosa. Lo tiene mucho más organizado y avanzado", explican.

Te recomendamos

rakuten

A3Media Radio

The trade lab

Compartir