Marketing

Espiar, vender y ganar: Telefónica sigue la pista de los datos en movimiento de sus clientes para comercializarlos

Imagínese la siguiente situación. Está paseando por la ciudad cuando de repente comienza a llover. Para cobijarse del repentino chaparrón, entra en el centro comercial más cercano y comienza a deambular por los pasillos hasta que finalmente decide marcharse a casa. ¿Cuánto tiempo ha invertido en el centro comercial? Probablemente usted no se haya preocupado de calcularlo, pero si tiene interés en saberlo, quizás podría preguntarle a Telefónica. La operadora española de telecomunicaciones ha inaugurado una nueva división bautizada con el nombre de "Dynamic Insights" que rastrea al milímetro los datos en movimiento de sus clientes con el objetivo de venderlos después a terceros.

"Dynamic Insights" nace con el objetivo de analizar los datos estadísticos generados por las redes de telefonía móvil de Telefónica para hacer de dichos datos un lucrativo negocio. Para el desarrollo de este nuevo servicio, la empresa española está trabajando en colaboración con la empresa de investigación de mercados GfK.

El primer proyecto de esta nueva división empresarial de Telefónica lleva el nombre de “Smart Steps”, cuyo objetivo es recopilar datos de geolocalización de los clientes de la compañía, anonimizarlos y finalmente venderlos. De esta manera, es posible determinar con exactitud el día, la hora y el tiempo que invirtió el cliente en un determinado centro comercial.

Con la ayuda de estos datos, los comercios pueden averiguar, por ejemplo, a qué horas necesitan más personal en sus tiendas. Además, como los datos recopilados por Telefónica son completamente anónimos, es virtualmente imposible conocer la identidad del cliente, informa Spiegel.

Para poner en marcha este nuevo servicio, Telefónica solicitará permiso en todo momento a sus clientes para el tratamiento de sus datos personales, asegura la compañía.

Telefónica no es la primera operadora de telefonía móvil que rastrea los datos en movimiento de sus clientes. Vodafone, por ejemplo, vende los datos de geolocalización de sus clientes al servicio de pronóstico de atascos de Tom Tom.

De todos modos, y pese a las indudables ventajas de este tipo de servicios, no deja de ser cierto que cuanto mayor es el número de datos manejados por las empresas, más difícil es ocultar efectivamente las diferentes identidades que se ocultan detrás de ellos. Aun cuando los datos personales del cliente son sustituidos por pseudónimos, es posible dar con su identidad real gracias al seguimiento minucioso de sus datos en movimiento.

Te recomendamos

FOA Madrid 2020

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir