Marketing

Esta "mágica" bolsa de snacks detecta cuándo va bebido para llamar a un Uber

Este año la Super Bowl dejará fuera de su parrilla de anunciantes a Doritos, marca que ha acostumbrado año tras año a hacer las delicias de los espectadores, no solo con su producto, sino haciendo estallar en carcajadas con sus disparatados anuncios que respondían al humor estadounidense.

Sin embargo, sí va a jugar sus cartas haciendo un lanzamiento de la mano de su marca "hermana" Tostitos: una bolsa apodada como "Party Safe". Se encarga de controlar el nivel de alcohol en el consumidor para que, cuando ésta detecte que lo ha superado, recordarle que no conduzca bajo los efectos del alcohol, haciendo así la vuelta del partido de la Super Bowl a su casa, un camino seguro.

Esta bolsa ha sido creada por Goodby Silverstein & Partners y la han equipado con un pequeño sensor conectado a un microcontrolador calibrado para detectar ligeros rastros de alcohol en el aliento de quien la esté disfrutando.

En el caso de detectar un nivel mayor del permitido, el sensor se volvería rojo en forma de volante parpadeante, junto con un código descuento de Uber y un mensaje: “Don’t drink and drive”.

Por si fuera poco, la bolsa también cuenta con un sensor NFC que permitirá a los asistentes del evento aprovechar la bolsa para llamar directamente al coche de Uber para que lo recoja.

“Estamos orgullosos de presentar al mundo la primera bolsa de patatas fritas que te hace llegar a casa sano y salvo”, apunta Roger Baran, director creativo de Goodby Silverstein & Partners.

En 2015, 45 personas murieron en accidentes por conductores ebrios durante el domingo de la Super Bowl, de acuerdo con la Administración Nacional de Seguridad Vial.

“Pasar un buen rato y estar a salvo van de la mano”, dice Delanie Walker, jugador del Tennessee Titans, cuyos tíos fueron asesinados por un conductor ebrio después del partido de 2013 en el que él jugó.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir