líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

EXPERIENCIAS TRANSFRONTERIZAS DE LA VPC

Contar con un sistema eficaz de logística no lo es todo. Para el pretendido negocio del comercio electrónico sin fronteras existen barreras más altas que un par de kilómetros de autopista. Por ejemplo, el cataloguista francés La Redoute, puede haber fracasado en su intento de implantación en Alemania debido a la fuerte competencia o al marketing, pero seguro que también por intentar asentar el estilo francés en Alemania.

Ofrecer el surtido adecuado tampoco es fácil a través de Internet. Por ejemplo, en lo que al sector textil se refiere, mientras las consumidoras europeas prefieren la moda, las estadounidenses se decantan por el casual wear. El hombre europeo compra calzado precipitadamente, pero los norteamericanos disfrutan deambulando por las distintas páginas y se despreocupan de los zapatos.

Otro ejemplo es una importante casa de venta a distancia alemana cuya clientela en su país de origen ronda los 40 años y cuenta con un surtido textil apropiado a esta edad. Sin embargo, al implantarse en un país de la Europa del este ha comprobado que la mayoría de sus clientes son jóvenes e identifican su ropa con moda desenfadada. Pero se topan con las fronteras de su propio surtido: podrían vender más y sin embargo les falta el abastecimiento desde su país.

Cuando la empresa norteamericana Lands End presentó su homepage alemana, su gerente, Stephen Bechwar, comentó que Internet era un medio ideal para ensayar la preparación de un mercado regional. Sin embargo, sólo han logrado ofrecer una nueva colección “europeizada”.

 

E-DREAMS REGISTRÓ 200.000 USUARIOS EN CUATRO MESESAnteriorSigueinteENERGIA, DE Y&R, COMPRA GIESTA PUBLICIDAD

Noticias recomendadas