Marketing

La música, elemento primordial en el auge del turismo cultural

Festivales de música: el nuevo imán para el turismo en España

Los festivales de música se han convertido en un aspecto a explotar por las empresas de marketing turístico

Festivales de música: el nuevo imán para el turismo en España

Aunque los paquetes de viajes para conocer hermosos paisajes naturales o lugares históricos tienen mucha demanda por su gran atractivo, las inquietudes de los viajeros están cada vez más abiertas a explorar otros escenarios. Hay quienes optan por asistir a ferias tradicionales en diferentes ciudades, eventos deportivos de toda índole y últimamente ganan terreno los festivales musicales.

La alternativa musical se ha convertido en un aspecto a explotar por las empresas de marketing turístico ante la variedad de simpatizantes, sobre todo entre el público joven, que recorren grandes distancias para vivir una aventura multidisciplinaria. Conocer nuevas ciudades se suma al disfrute de la música de sus artistas y grupos favoritos, como si se tratara de una actividad social de masas.

Por lo tanto, dos exitosas industrias de consumo masivo, la turística y la musical, se complementan cada vez más y consolidan una relación que va ganando terreno, y no solo en el campo de lo recreativo, sino también en el intelectual. La variedad de culturas que convergen en torno a las preferencias de lo electrónico, el pop o el rock hacen de estos festivales multitudinarios una opción de promoción para algunas ciudades en el mundo.

Movidos en torno a la cultura musical
Lejos de lo que se pueda pensar de los aficionados del ocio vinculado a la música, ciudades como Salzburgo en Alemania, Toronto en Canadá, Melbourne en Australia o las estadounidenses Nashville y Austin se han adaptado a todo lo relacionado con la cultura musical. Estas urbes brindan una infraestructura de servicios abierta a la movilización propia de la industria de los espectáculos de tarima.

Los eventos de música aglutinan conciertos de una gran variedad de grupos, casi siempre de un mismo género. Por lo general, estos conciertos se prolongan durante varios días, brindando a los asistentes una interacción comunitaria extendida, como ocurre en la actualidad en España, donde ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia aumentan su atractivo por medio de los festivales.

Para no perderse ninguno de ellos y planificar un viaje sonoro, se puede consultar Dod Magazine, la agenda más completa de festivales de música. Este tipo de eventos también suponen una buena plataforma para los intérpretes de la música independiente, aquellos que no tienen vínculos con circuitos empresariales y cuya vocación artística sobrepasa lo comercial. Este espíritu libre, sin las ataduras proporcionadas por un sello discográfico, es una de las características que atraen a los puristas de la música, razón por la que los festivales tienen tanto éxito comercial.

Al consultar la agenda se puede encontrar la más detallada selección de eventos musicales acordados para este año en España, así como otros de relevancia internacional en distintos países.

El top de los mejores festivales
Entre los mejores espectáculos musicales de España se encuentra el Viña Rock, que ya se ha convertido en un clásico para los aficionados del ocio en Villarrobledo. Otro es el Primavera Sound, que aglutina lo mejor del pop rock en Barcelona, donde además Sónar viene presentando su música electrónica desde hace más de dos décadas.

Bilbao BBK Live en el País Vasco, AlRumbo Festival en Andalucía y el Festival Internacional de Benicàssim de la Comunidad Valenciana son parte del repertorio veraniego de mayor impacto social en el país.

En el resto del mundo, el festival belga Tomorrowland es uno de los más reconocidos en el planeta y el primero a nivel de marketing. En California, Coachella tiene un gran atractivo para los artistas, por lo que constituye uno de los mejores carteles cada año en los Estados Unidos, donde además se desarrolla el especial de música electrónica Ultra Music Festival Miami.

A la lista de espectáculos musicales se suman Kazantip en Ucrania, Glastonbury en Inglaterra y Rock Wercheter en Bélgica. Siguen en la lista Mystery Land en Holanda, Fuji Rock en Japón, Boom Festival en Portugal y el internacional Lollapalooza, que tras arraigarse en Chicago (EEUU) ha tenido ediciones en Chile, Brasil, Argentina, Colombia y llegará a París durante julio de este año.

Una industria que suena bien
Tan importante es la movilización de personas alrededor de los festivales musicales en España que la Feria Internacional del Turismo (Fitur) aprovecha el poder de convocatoria de este tipo de eventos para potenciar la actividad turística del país.

Teniendo en cuenta las estimaciones, casi 1.000 eventos de asistencia masiva se llevan a cabo en toda España, donde se llegan a recibir a unos 19 millones de personas, de las que al menos 5 millones son extranjeras. La recaudación anual supera los 220 millones de euros.

La música se ha convertido en un elemento primordial en el auge del turismo cultural. En España y en el mundo hay cada vez más opciones para que los aventureros elijan sus destinos de acuerdo con sus intereses.

 

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir