líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

MarketingFrancisco Azores, Brand, Comms, Marketing and Intelligence Director de Finetwork

Francisco Azores comparte su visión sobre Finetwork y las telecomunicaciones

Finetwork o como una empresa de telecomunicaciones local se abrió paso en el ámbito nacional

Francisco Azores, de Finetwork, ha compartido el exitoso embarque nacional de su compañía (previamente local).

francisco azores finetwork

El sector de las telecomunicaciones, uno de los más criticados, se ha ganado el corazón de la población tras la pandemia. Y es que gracias a nuestros dispositivos electrónicos y su conexión a internet el confinamiento que vivimos en marzo del año pasado y se prolongó en el tiempo fue más llevadero. Las compañías de telecomunicaciones se enfrentaron a un gran reto en este sentido, pero también supieron sacarle provecho.

Y no solo hablamos de grandes compañías, sino también de las pequeñas, aquellas que tienen su pequeño hueco dentro de un océano lleno de tiburones. Finetwork es una de ellas y se ha convertido en el ejemplo de como una pequeña empresa local puede pasar a competir al ámbito nacional contra estos gigantes de las telecomunicaciones. Francisco Azores, Brand, Comms, Marketing and Intelligence Director de la compañía ha sido el encargado de responder a nuestras preguntas sobre la gran evolución de su empresa.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí.

La evolución de la compañía en plena pandemia

Finetwork es una compañía cuyo desarrollo de marca nació en 2019, en la zona de Levante. Se trataba de un operador local, aunque con ambición acaparadora, por lo que en poco tiempo lanzaron una estrategia para posicionarse en el ámbito nacional. «El objetivo es ser la alternativa«, comenta Azores, quien añade que el sector de las telecomunicaciones fue un privilegiado en la pandemia, ya que era necesario a pesar de la crisis.

De hecho, Azores define al sector como reciente y reconoce que en ocasiones es el foco de protestar por parte del cliente. Aun así, «Esta pandemia ha puesto de manifiesto la necesidad y virtudes que tienen las telecomunicaciones, porque si esto pasara sin el desarrollo que tenemos, hubiéramos rozado lo catastrófico». Sin duda, las telecomunicaciones consiguieron aminorar el impacto de la crisis gracias, entre otras muchas cosas, al teletrabajo.

Pero Finetwork no nació como una compañía modelo, de las que estamos acostumbrados. Su público objetivo empezó siendo la Generación Z y todo tipo de comunicación iba enfocada a ella. Pronto cambiaron la estrategia para abrir sus servicios a todo tipo de público y tal y como comenta Azores: «Queremos ser atractivos para todos porque en las telecomunicaciones el tamaño sí importa«. Además, reconoce que desde que hicieron este giro estratégico, la compañía ha triplicado su volumen de clientes.

Finetwork desde el punto de mira del cliente

Según Azores, los clientes ven en el sector compañías grandes y pequeñas con diferentes inconvenientes. Por ello, desde Finetwork han intentado coger lo bueno de ambas partes para juntarlo en un todo. «Hemos intentado coger lo mejor y hacer Finetwork. Nos deben elegir porque nuestros precios son de los más competitivos, tanto en fibra como en móvil, pero además nos complementamos con ventajas que aportan valor al cliente». Dentro de estas ventajas que comenta Azores se encuentra la posibilidad de compartir gigas o consumirlos al mes siguiente, y añadir otros servicios con la tarifa contratada como descuentos en Rakuten TV o servicios de salud y legal con Legálitas.

Aun así, la principal diferencia de Finetwork con su competencia está en el factor precio. Y es que Azores asegura que sus tarifas son fijas, es decir, tanto los nuevos como los viejos clientes se aprovecharán de la misma oferta, por lo que las estrategias de captación no las enfocan en este apartado. Además, sus precios son definitivos y no apuestan por ofertas temporales. Por otro lado, su mayor baza para despegarse de la mala imagen que tienen las compañías de telecomunicaciones es apostar por una atención al cliente cercana, sin máquinas ni tiempos de espera eternos.

Todo esto ayuda, bajo el punto de vista de Azores, a crear una imagen «creíble, confiable, cercana y que cuida a sus clientes«. Y resume la idea de Finetwork en «Precios competitivos a la vez de ponérselo fácil al cliente«. Aunque su percepción de marca va más allá, pues al fin y al cabo es una compañía nueva que necesita abrirse hueco en el mercado.

Por este motivo apuestan también por el patrocinio deportivo, que Azores define como «el eje con el que podíamos trasladar nuestros valores. Especialmente el sentido de equipo porque queremos hacer equipo con nuestros clientes, con todo lo que ello supone».

La última estrategia que explica Azores sobre Finetwork va más enfocada a su marca. Se trata de la campaña «Ponte morado» que lanzaron junto a Ogilvy. En ella reflejaron su hueco en el mercado a través del color morado, que no estaba usando nadie, para que el cliente lo identificara en este sector tan «colorista». Pero, además, la campaña les ha servido para transmitir todas esas ventajas que ofrece la compañía y que Azores ha transmitido durante la entrevista: «La expresión ‘Ponte morado’ te identifica con el color, pero también liga con lo que comentaba antes, ‘ponte morado a gigas’, ‘ponte morado a ahorrar con confianza’…».

El futuro de las telecomunicaciones

Por último, el experto ha compartido su visión sobre este sector en el que lleva tantos años y que define como esencial a día de hoy. «La situación actual ha puesto de manifiesto la relevancia de este sector para ayudar a la vida de las personas«, explica, mientras añade con satisfacción la alta competitividad que tiene. «En otros sectores ni de lejos existe el nivel de competencia de este. Es un sector compuesto por decenas de marcas, una inversión publicitaria inmensa, actualizaciones de precios diarias. Y todo ello demuestra que es un sector sano, porque al final hace que las compañías sean avispadas e ingeniosas, rasgos de los que se acaba beneficiando el cliente», comenta.

Por otro lado, Azores asegura que en un futuro el sector estará más atento porque hay mensajes de posibles consolidaciones. «Hay que tener el radar puesto en todos tus competidores«. Y a todo esto le añade que el sector seguirá siendo sano en un futuro, así como necesario. «Gracias a las telecomunicaciones podremos hacer cosas que seguramente a día de hoy no nos planteamos. Su alta competencia y capacidad de enriquecer la vida de personas y empresas, además de ser un soporte vital para el mundo, no va a cambiar«, concluye.

¿Qué es la innovación y qué tipos hay?AnteriorSigueinteEl porfolio publicitario de Twitter pasa por chapa y pintura

Noticias recomendadas