líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

MarketingSemáforos en rojo

Google publica su informe sobre seguridad en la publicidad

Google se pone serio y endurece las normas de la publicidad digital

Google ha publicado su Informe Anual sobre Seguridad en la Publicidad, en el que repasa cómo hicieron frente a los anuncios que violaban las normas y cuáles fueron las nuevas medidas que tomaron para combatir la desinformación sobre el coronavirus y la publicidad dañina, entre otros.

La publicidad digital ha experimentado un gran aumento en las últimas décadas conforme los potenciales consumidores se han ido adaptando al entorno online. Esto ha llevado a una preocupación por parte de los usuarios, a los que no les convence del todo que les aparezcan anuncios por doquier. Por eso para un gigante como Google es totalmente necesario garantizar la seguridad de los internautas cuando deciden qué anuncios verán y qué contenidos se pueden monetizar.

Un año más, Google ha publicado, como lleva haciendo desde hace una década, su Informe Anual sobre Seguridad en la Publicidad, el cual recoge el trabajo realizado por la compañía para prevenir el uso malintencionado de sus plataformas publicitarias. El objetivo principal es mostrar una total transparencia y visibilidad sobre las formas en las que previenen desde la marca la violación de las políticas de uso.

2020, un año intenso para Google

A lo largo de 2020, Google actualizó o añadió más de 40 políticas dirigidas a los anunciantes y editores. También bloqueó o retiró aproximadamente 3.100 millones de anuncios que violaban sus normas y restringieron la publicación de otros 6.400 millones de anuncios. Entre los motivos, podemos destacar el contenido relacionado con la medicina y la salud, las marcas, el abuso de la red publicitaria, las casas de apuestas, el alcohol, la promoción de armas, el tabaco o las imágenes sensibles e impactantes.

«La restricción de la publicidad nos permite adaptar nuestro criterio a la ubicación, las leyes locales y nuestros programas de certificación, para que los anuncios aprobados solo se muestren donde sea apropiado, regulado y legal», afirman desde Google mediante un comunicado. Por ejemplo, la firma exige a las farmacias online que lleven a cabo un programa de certificación. Una vez certificadas, solo se muestra la publicidad en los países en los que está permitida la venta online de medicamentos con receta.

Asimismo, la inversión en tecnología ha dado sus frutos, ya que en 2020 Google retiró anuncios de 1.300 millones de páginas de editores, frente a los 21 millones de 2019, así como detuvieron la publicación en más de 1,6 millones de web de editores, por ser invasivos u ofensivos. 

El propio Scott Spencer, responsable global de Confianza y Seguridad de anuncios de Google, nos contó en el evento de presentación para medios que se habían centrado sobre todo en mejorar la tecnología, el equipo humano y la inteligencia artificial, tres pilares que para la compañía son básicos y tienen que ir de la mano. 

En cuanto a las «fake news», Spencer aseguró que no tienen una política concreta para eso porque es un término muy amplio y poco definido. No obstante, sí declaró que tienen normas para técnicas relacionadas con dicho concepto, como copiar contenido o hacer pasar este por propio, o expandir información falsa que podría ser dañina. 

Una lucha contra la falsa información sobre el coronavirus

La llegada del coronavirus, sobre el que había mucho desconocimiento al principio, llevó a Google a retirar anuncios de falsos tratamientos y a permitir muy poco a poco, conforme se iba sabiendo más sobre la enfermedad, que los proveedores médicos, las organizaciones de salud y demás hicieran públicas novedades importantes. 

Además, a medida que se difundieron en la red conspiraciones acerca del coronavirus, lanzaron una nueva norma que prohibía tanto los anuncios como los contenidos monetizados sobre la Covid u otras emergencias globales de salud.

En total, fueron más de 99 millones de anuncios relacionados con el coronavirus los que fueron bloqueados en 2020, incluidos los de tratamientos milagrosos, mascarillas FFP2 y dosis de vacunas falsas. Por otro lado, Google está apoyando a proyectos destinados a desmentir falsas informaciones sobre el virus en países de todo el mundo. 

Las medidas contra las nuevas modalidades de fraude y estafa

Según destacan desde Google, en 2020 hubo un aumento de la publicidad oportunista y de comportamientos fraudulentos dirigidos a engañar a los usuarios. El encubrimiento a la hora de promover negocios virtuales inexistentes o publicar anuncios de estafas son algunos de los métodos a los que recurren los ciberdelincuentes. 

Para acabar con esto en la mayor medida posible, Google introdujo un programa de verificación de identidad de anunciantes y de operaciones comerciales. A su vez, mejoró su tecnología de detección automatizada de modo que se pudiera enmascarar comportamientos deshonestos de manera más eficaz.

Cabe destacar que el número de cuentas inhabilitadas por la violación de las normas ascendió en un 70%, pasando de un millón a más de 1,7 millones.

Temas

Google

SAMY Alliance sigue sumando talento con Giovanna Angiolillo como VP Sales para EspañaAnteriorSigueinteLa enésima vuelta de tuerca a la publicidad online

Noticias recomendadas