Marketing

Harmoniser, goof o real me: entender el nuevo papel femenino, el gran reto de los marketeros

mujerLos cambios sociales han dado paso a una nueva feminidad. Las mujeres ya no son aquellas féminas estereotipadas de hace 40 años sino que la diversidad ha hecho acto de presencia en una sociedad ahora dominada por la reivindicación de la propia personalidad e individualidad de la mujer. El papel de las mujeres, tanto en el aspecto personal como en el profesional ha sufrido una transformación radical en las últimas décadas, algo en lo que las marcas deberían reparar.

Por este motivo, los marketeros deben alejarse de los clichés sexuales que durante mucho tiempo sobrevolaron la imagen femenina y, en su lugar, adaptarse a la nueva feminidad que reconoce las aspiraciones de las mujeres de hoy en día. Es necesario evolucionar y ofrecer un contenido relevante que hable realmente con la mujer actual y consiga su engagement.

Desde luego, no es una tarea sencilla para las marcas que durante tanto tiempo han explotado con gran éxito los mensajes basados en arquetipos clásicos de feminidad y todavía es más complicado teniendo en cuenta que el 97% de los profesionales del sector son hombres, algo que explica la perdurabilidad a día de hoy de estos mensajes publicitarios.

La mujer del 2015 ha dejado de lado los estereotipos para vivir y proyectar su feminidad en un nivel mucho más personal, más íntimo y, sobre todo, alejado de cualquier referencia al género y al sexo masculino. Sin embargo, también es posible enmarcar a las nuevas mujeres en varias categorías según sus características.

La autenticidad es la apuesta de las nuevas féminas, la “Real me” que se siente cómoda en sus propia piel y no necesita ninguna crema anti-aging para estar segura de su individualidad. También encontramos a la “Harmoniser”, aquella que se preocupa por su bienestar y busca el equilibrio y la serenidad.

La llamada “Goof” es la mujer con gran sentido del humor que hace uso de su creatividad y audacia para jugar con los clichés sexistas y a su vez, utilizarlos para su propio beneficio. La “Hummingbird” por su parte, se caracteriza por ser un torbellino de creatividad y curiosidad inmersa en un mundo lleno de sorpresas.

La nueva mujer está en constante evolución y redefine constantemente los modelos de feminidad, lo que significa que los marketeros y las marcas tienen ante sí todo un reto que deben afrontar si quieren llegar al público femenino.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir