Marketing

Hillary Clinton: los errores de campaña que le han costado la presidencia de EE.UU.

clintonCon el mundo todavía en shock tras conocer la victoria de Donald Trump en las elecciones estadounidenses, es hora de analizar qué ha ocurrido para que el candidato más políticamente incorrecto haya sido elegido democráticamente para liderar la que hasta ahora es una de las superpotencias mundiales.

Y es que, aunque el mundo financiero no parece mostrarse del todo preocupado con las novedades, han sido muchos los políticos que con precaución han dejado entrever cierta preocupación sobre el futuro de las relaciones exteriores del país americano.

Es por ello que nos preguntamos qué ha ocurrido para que se diera un resultado a todas luces inesperado. Y quizá la respuesta se encuentre en los constantes errores en la campaña de la candidata demócrata Hillary Clinton, ya de por sí no muy valorada por los votantes, pero que le han podido costar la derrota.

Así, Simon Dumenco, editor en AdAge, analiza en el medio los fallos que Clinton ha cometido a la hora de convencer al público. En primer lugar se remonta al anuncio de la candidatura de Trump en el mes de junio de 2015, momento a partir del cual comenzó a hacer pública una retahíla de improperios y propuestas absurdas que continuó hasta el último día de campaña.

Es por ello que, el lanzamiento de "Role Models", un anuncio en el que advertía del mal ejemplo que el magnate suponía para los niños, fue una pérdida de dinero y de tiempo pues, a esas alturas, todo el mundo conocía ya el estilo de Donald Trump y era poco probable que este mensaje movilizase a los que no lo habían hecho ya.

A partir de ahí, todos los mensajes posteriores de Clinton y sus apoyos, siguieron la misma línea centrándose en destacar al showman y sus payasadas.

Por su parte, el republicano, optó por una campaña mucho más simple, centrada en los grandes problemas de la sociedad americana: crisis económica, inmigración, empleo y la estabilidad de las familias y que dibujaba un negro panorama en caso de que Clinton alcanzase el poder.

Una acción que, por otra parte, obtuvo gran cobertura mediática y facilitó la labor de los partidarios del multimillonario ahorrando en recursos.

De esta manera, aunque Clinton contaba con propuestas detalladas sobre los grandes temas que preocupaban de la sociedad americana, su mensaje se centró en un solo pilar: Trump, presentándose como el único antídoto posible para el veneno republicano.

Sin embargo, este argumento rápidamente se volvió en su contra con la polémica de los emails y las acusaciones sobre corrupción que sirvió a su contrincante de munición para el sprint final y que supo aprovechar con especial maña.

Las obviedades con las que Clinton definía a Donald Trump permitieron que éste tuviese oportunidad de definirla a ella ante los ciudadanos, haciéndose cargo de una narrativa cuyo control perdió la demócrata.

Hilary Clinton y su mensaje de desaprobación y desprecio hacia Trump y, en consecuencia a todos los que lo apoyaban, le ha llevado no solo a no conectar con la América blanca de clase trabajadora, sino también a no entender la cultura pop, el verdadero pensamiento de los ciudadanos y la manera en la que adoptan a los antihéroes como Trump.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir