Marketing

Influencer marketing o cómo las marcas mezclan churras con merinas a diestro y siniestro

churras merinasHace ya unos cuantos años que las marcas y, por ende, los marketeros comenzaron a darse cuenta de que sus mensajes no son escuchados por la audiencia.

Y en parte esto se debe a la popularización de las redes sociales y al rápido avance del mundo digital que han dado lugar a un ruidoso espectro en el que captar la atención de los usuarios es casi trabajo de chinos.

Aunque el target de las marcas ya no escuchaban sus aburridos, monótonos y escasamente relevantes mensajes promocionales, los usuarios sí mostraron interés por los prescriptores del medio social.

Los llamados bloggers e influencers comenzaron a salir de debajo de las piedras para alzarse como el altavoz de las marcas que habían vuelto a encontrar la esperanza de conectar con su público.

Sin embargo, como siempre, la vanidad del mundo social se impuso y los marketeros centraron su atención en establecer relaciones con aquellos influencers con un mayor número de seguidores. Error.

Y es que, el tamaño no importa, al menos en lo que a influencer marketing respecta, aunque sí ayuda en términos de visibilidad . Las popularidad de las personalidades 2.0 no necesariamente las convierte en verdaderos influencers ni garantizan que el mensaje sea escuchado.

Muchas marcas y agencias han comenzado a darse cuenta de que el engagement es un elemento frágil y misterioso, difícil de medir y mantener y por ello han comenzado a mirar un poco más allá de los números, pasar del continente al contenido, de la cantidad a la calidad.

Es una cuestión sobre la que todavía es necesario reflexionar en el sector pero como marketero, debe establecer relaciones con aquellos influencers que consigan engagement a través de todos los canales de comunicación, desde blogs a Twitter o Instagram.

Y es que, tal y como asegura Anthony Rawlins, managing director de Digital Visitor en un artículo en The Drum, al fin y al cabo, “la ley universal del influencer marketing establece que cualquier cuerpo solo en el universo influencia cuerpos intencionadamente conectados con una “fuerza” que es directamente proporcional al producto de engagement de cada uno de sus canales”.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir