Marketing

Juan Merodio: "Internet es como un 'Gran Hermano', pero en lugar de cámaras hay cookies"

Todo queda registrado. Sus búsquedas, los vídeos que comparte a través de Facebook o las páginas web que visita. Las cookies nos controlan más de lo que pensamos, saben de nuestros gustos, los viajes que queremos realizar e incluso nuestras contraseñas.

Uno de los principales expertos en España en web 2.0, marketing online y redes sociales, Juan Merodio, quién hace poco nos hablaba sobre la influencia del mobile en el marketing, ha alertado sobre las consecuencias de compartir demasiada información en la red. Como experto, afirma que en muchas ocasiones no somos conscientes del rastro personal que terceros tienen de nosotros a través de nuestros hábitos digitales. “En muchas ocasiones ignoramos que con la información que compartimos nos convertimos en altavoces de nosotros mismos. Es importante pararnos a pensar si todo lo que compartimos es excesivo o no”, afirma.

La información que generamos sobre nosotros mismos queda almacenada y determinará el tipo de publicidad que aparecerá en nuestras pantallas. Las marcas ven esto como un “dime por dónde navegas y te diré la publicidad que recibirás”, lo cual supone una forma sencilla para las empresas de llegar a quienes realmente pueden necesitarles. Los usuarios muchas veces no se dan cuenta de lo fácil que se lo ponen a las marcas.

 Las redes sociales obtienen información de todo tipo, por ejemplo Facebook permite que los usuarios hablemos de nuestras tendencias políticas o religiosas, de si estamos bien de salud, de cuándo fue nuestro primer beso… Todo ello lo hacen con el fin de elaborar perfiles de usuarios interesantes de cara a posteriores acciones de marketing en internet para que las empresas puedan segmentar con más grado de detalle a quién dirigen sus  campañas“, explica Merodio.

Para el reconocido ponente, deberíamos sentirnos muy observados, aunque no tengamos una cámara delante, ya que para él internet es como ‘Gran Hermano’, pero donde en lugar de las cámaras, son las cookies las que “obtienen información de quienes somos, cómo navegamos, qué nos gusta, dónde pasamos más tiempo. Es el llamado “behavioural targeting” o publicidad por comportamiento, que se basa en nuestra forma de navegar por internet y de la información que buscamos para mostrarnos anuncios segmentados. Este tipo comportamiento provoca a posteriori acciones de conversión a venta”.

Pero, ¿cómo funcioan las cookies? Es probable que usted lo haya notado. Si ha buscado recientemente una búsqueda para comprar ropa en internet, será fácil que en su tablón de Facebook aparezcan marcas del sector textil. Juan Merodio aclara la forma en la que actúan estas espías digitales: “Si por ejemplo has estado toda la tarde buscando información de vuelos, hoteles, excursiones a San Francisco, estas cookies mandan la información y los sistemas de publicidad entienden que si en ese momento y días posteriores te muestran información sobre hoteles, agencias de viajes, excursiones o temáticas relacionadas con San Francisco, te interesará y podrás clicar en los anuncios”.

Por otra parte, Merodio aconseja llevar un comportamiento responsable en la red, si queremos al menos salvaguardar nuestra intimidad. “No digas nunca en redes sociales aquello que no dirías nunca en alto en cualquier sitio público donde hay gente que no conoces”. Una buena analogía para hacer referencia a la facilidad con la que muchos hablan de temas políticos y religiosos en las redes sociales, lo cual, a juicio de Merodio, puede llegar a ser contraproducente.

Te recomendamos
En otras webs

repoertaje a3

BackToBasics

Highway To Sales

Oh My Brand

Compartir