Marketing

LA AEPD EMITE UN INFORME PARA ORIENTAR AL CONSUMIDOR SOBRE EL SPAM TELEFÓNICO

Un informe de la Agencia Española de Protección de Datos revela los abusos continuados de las operadoras telefónicas utilizando de forma inadecuada los datos de los consumidores. Se trata de una guía que alerta a los consumidores sobre los malos usos de sus datos y cómo actuar ante ello.
Lo primero que tiene que saber el consumidor es de dónde obtienen sus datos. Tanto las operadoras de fijos como de móviles cuentan con ficheros de sus clientes y de los de otras compañías del mismo grupo o con las que se han fusionado. Algunas de ellas utilizan listas proporcionadas por empresas especializadas o alquiladas a otras firmas del sector. Otras recurren a la técnica de los recomendados, las personas cuyos datos han sido facilitados por clientes de la propia compañía. También hay operadoras que graban las conversaciones con los clientes cuando contratan sus servicios, algo que siempre requiere la aceptación del ciudadano.

Pero según el informe, la guía telefónica sigue siendo una de las fuentes más utilizadas por las compañías. De ella obtienen datos el 53% de las 19 compañías inspeccionadas por la AEPD. Ante esto, lo único que puede hacer el consumidor es pedir que sus datos no aparezcan en la guía o solicitar que los mismos figuren en el listín con el símbolo U para impedir que sean utilizados con fines publicitarios. La primera opción ha sido la elegida por el 25% de los abonados al fijo, mientras que la segunda sólo el 1% la ha solicitado.
Cuando se trata de telefonía móvil, la U no puede operar, ya que no existen guías para los abonados. Y de esto se valen las compañías, que realizan búsquedas por los números asignados a otro operador de la competencia. A los teleoperadores de la empresa A se les facilita un listado con los primeros tres números adjudicados a la empresa B para que ofrezcan a sus clientes mejores condiciones. El problema es que la utilización de números de teléfono que no están asociados a una persona concreta no está sometida a las garantías impuestas por la ley de protección de datos. Tampoco la ley general de telecomunciaciones sanciona estas llamadas. La AEPD pide en su informe que el Gobierno llene el vacío legal.

En cuanto a los SMS, en principio, las operadoras que utilizan esta vía para enviar publicidad lo hacen únicamente a sus clientes y siempre sobre servicios vinculados a los que se ha contratado. Uno puede librarse de ellos comunicando su voluntad a la compañía, siempre y cuando aparezca esa opción en el contrato. Lo que no está permitido, salvo consentimiento del cliente, es remitir publicidad sobre entretenimiento, belleza o viajes. La AEPD ha detectado envíos masivos de estos mensajes desde plataformas ubicadas fuera de la UE. Sólo cabe denunciarlo a la agencia o quejarse ante la compañía para que traten de evitarlo.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir