Marketing

Así es la cara más "paranormal" del neuromarketing

Así es la cara más "paranormal" del neuromarketingHace unas semanas saltaba a los titulares una falsa noticia con vídeo incluido en la que se hablaba del supuesto lanzamiento de una empresa de publicidad telepática. La compañía en cuestión, bautizada con el nombre de Telepathy Advertising, hacía honor a su nombre y aseguraba tener el poder de implantar ideas en la mente del consumidor de manera absolutamente científica. Suena muy raro y todo ha resultado ser un “fake”, pero ¿no se parece mucho la publicidad telemática al neuromarketing?

Lo cierto es que sí y Cuarto Milenio se ha valido de este “fake” para abordar el lado más oculto del neuromarketing en la sección “La cara oculta” dirigida por Santiago Camacho.

Y no, por mucho que se haya “colado” en Cuarto Milenio, el neuromarketing no tiene nada de “paranormal”. Es en realidad una disciplina nacida de un dato absolutamente científico: que la mayor parte de nuestras decisiones se toman de manera inconsciente. El neuromarketing utiliza los descubrimientos de las neurociencias y los pone al servicio del marketing.

¿Por qué vemos tan a menudo anuncios con imágenes que a priori no tienen nada que ver con los productos anunciados? El neuromarketing es la respuesta a esta pregunta. Los anunciantes se valen de tales imágenes porque estudios neurocientíficos previos han demostrado que éstas generan sensaciones agradables en el consumidor y por eso las yuxtaponen a las imágenes de sus productos. ¿La consecuencia de esta yuxtaposición? Que los consumidores, cual perros de Pavlov, “salivamos” ante la visión de tales imágenes y las terminamos asociando a lo que los anunciantes quieren que las asociemos.

Es cierto que el neuromarketing no tiene en realidad nada de paranormal, pero también lo es que es una disciplina a la que le gusta moverse en el terreno de lo oculto. Ningún anunciante proclama hoy por hoy a los cuatro vientos que utiliza el neuromarketing para “controlar” a los consumidores, también a los más pequeños de la casa, los niños.

Y es que lo queramos o no el neuromarketing sigue teniendo muy mala prensa, es algo que seguimos vinculando a los oscuros experimentos de control mental de las películas de ciencia ficción. Al fin y al cabo, los resultados de las investigaciones de neuromarketing no se suelen publicar en las revistas científicas sino que son muchas veces guardados bajo llave. Puede que al neuromarketing sí le guste jugar al ocultismo y que después de todo esté sí esté justificada su presencia en un programa como Cuarto Milenio.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir