Marketing

La fiebre por Angry Birds dispara las ventas en los comercios minoristas

TCC, líder mundial en fidelización de clientes, ha puesto en marcha un programa de marketing de venta minorista para la cadena asiática de tiendas 7-Eleven. El programa, que aprovecha el atractivo único mundial de la licencia de Angry Birds que TCC adquirió recientemente, proporcionará a los compradores la oportunidad de coleccionar merchandising de Angry Birds exclusivamente en sus establecimientos. El programa se diseñó para incentivar la compra de bebidas en los City Café de 7-Eleven, en lugar de en las cafeterías habituales u otros establecimientos. El programa ha sido acogido con un gran éxito, tras experimentar un aumento de dos cifras en las ventas durante la primera semana de la promoción.

A los clientes se les daba un pequeño obsequio cada vez que adquirían una bebida en un City Café; posteriormente, cuando se tuviera una colección de nueve de estos obsequios, estos se podían canjear por un bolígrafo de peluche exclusivo de Angry Birds. La poderosa franquicia de Angry Birds, popular entre los amantes de la tecnología de todo el mundo, ha capturado la imaginación del público y tiene tanto éxito que la incorporación de la promoción de Angry Birds en la campaña publicitaria nacional de televisión de City Café fue una táctica vital dentro de la estrategia de cambiar los hábitos del cliente.

Manteniendo su posición como mayor éxito de ventas entre las aplicaciones en 2011, Angry Birds está preparada para un año 2012 aún más exitoso, ya que los minoristas tienen su vista puesta en rentabilizar la popularidad de la franquicia para aumentar el volumen y la frecuencia de las ventas.

Te recomendamos

FOA 2020

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir