Marketing

La Iglesia y James Bond, "espejos" de inspiración en los que debe mirarse el marketing

papa franciscoCuando dentro de la industria publicitaria se habla de grandes marcas es habitual que nombres como Coca-Cola o Nike aparezcan en todas las conversaciones como ejemplos a seguir gracias a sus estrategias.

Sin embargo, lo que deberían hacer los “marketeros” es sacar un poco la cabeza de su propio sector y poner la vista en una de las instituciones más antiguas de la historia que ha conseguido convertirse en lo que podríamos denominar como la “primera gran marca global”: la Iglesia.

Así de rotundo de ha mostrado Sir John Hegarty, director creativo y fundador de la agencia Bartle Bogle Hegarty (BBH), en declaraciones recogidas por The Drum. No duda a la hora de afirmar que cuando es preguntado por un buen ejemplo de marketing, lo primero que se le viene a la cabeza es la Iglesia, una de las mejores marcas que se han construido jamás.

“Cuenta con el logo más reconocido de toda la historia. Podría haber sido un pez o algún símbolo relacionado con la carpintería pero se decantaron por la cruz, lo que demuestra una decisión de una genialidad absoluta”, ha destacado Hegarty por la elección de un símbolo tan simple y fácilmente reconocible por todos.

“Esta marca se ha diversificado a través de distintos actos como bautizos, bodas o funerales posicionando su logo de forma mundial”, señala, afirmando que una de las mejores cosas que ha hecho la Iglesia a lo largo de sus más de 2000 años de historia ha sido recurrir a la música como forma de extender su mensaje.

Uno de los puntos fuertes de lo que podríamos denominar como el marketing de la Iglesia pasa por que “vende” a sus “consumidores” algo en lo que creer teniendo de esta forma un eco en la sociedad del que casi ninguna marca puede presumir.

Hegarty ha hecho hincapié en la necesidad de que las marcas siempre se muestren coherentes para mantenerse frescas y acordes a los tiempos que corren. En este sentido lo cierto es que la Iglesia puede ayudar bastante poco debido al conservadurismo y hermetismo con el que afronta los cambios. Pero Hegarty cuenta con una amplia cartera de referentes y, en este caso, nos habla de la saga de películas de James Bond.

Todo un ejemplo de un título (marca) que enseguida es reconocido por los consumidores y que con cada entrega se actualiza para ofrecer al público lo que demanda.

Puede que se esté preguntando por qué este conocido profesional del mundo de la publicidad ha realizado estas comparaciones. La respuesta la encontramos en que nos encontramos en una época en la que los cambios de se producen de forma acelerada y construir una identidad de marca que perdure en el tiempo es algo cada vez más complicado.

“El problema que tenemos a día de hoy es que los directores de marketing permanecen con una marca durante un año y medio o puede que dos y luego continúan con su carrera. Quieren cambiarlo todo porque esta es la forma de construir su trayectoria”, sin importar en muchas ocasiones, lo que será después de esas marcas.

Te recomendamos

Enamorando

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir