Marketing

La industria marketera se queda sin pulso: es hora de reanimarla a base de confianza

confianzaEste 2016 ha sido un año de pérdidas. De pérdidas de grandes figuras del deporte, de la música o de las artes. Pero, en el terreno marketero, la gran pérdida ha sido la de la confianza. Una confianza que a lo largo de los años ha ido erosionándose poco a poco pero que, en los últimos doce meses, ha tocado fondo.

Las noticias falsas en redes sociales, los datos inflados, el fraude del tráfico, los bots o las triquiñuelas de las agencias de medios destapadas este año por la ANA son algunas de las causas que han dado lugar a esta grave situación.

Aunque la mentira es una práctica más que habitual en la política, el hecho de que esta epidemia se haya expandido a la industria marketera es más que preocupante pues conlleva importantes consecuencias.

Así lo asegura David Berkowitz, chief strategy officer de Sysomos, quien asegura en Adweek que las marcas cambian a las agencias rápidamente y los CMO necesitan estar en constante alerta para adaptarse a los cambios que vienen incluso antes de que se produzcan.

Las agencias ya no son consideradas como agentes de las marcas a las que representan sino como costes que se deben minimizar, algo que impide ofrecer nuevas ideas a sus clientes.

Por su parte, los medios invierten en la lucha contra los bots en la programática pero ignoran el tráfico fraudulento de sus propios sites y mientras las compañías tecnológicas se conformen con datos de alcance sin sentido alguno, difícilmente podrán regular el inventario de sus servidores.

Ante todo esto, ¿qué hacen los consumidores? Le dan la espalda a esta situación gracias al uso de ad blockers que tanto daño hacen a sus medios preferidos. Es hora de cambiar.

No podemos seguir así ni como sociedad ni como industria, asegura Berkowitz que añade que restaurar la confianza comienza por situarla como una prioridad y preguntarnos qué haremos para recuperarla cada cierto tiempo así como qué estamos haciendo para conseguirlo.

Debemos castigar a aquellos que abusan de nuestra confianza y premiar a aquellos que demuestren que son de fiar.

Debemos construir una nueva era, pasar de la post-verdad a la verdad, de las noticias falsas a las noticias y de las impresiones a cambios tangibles en el comportamiento de la audiencia a la que queremos llegar.

Construir nuevos y sólidos cimientos que den paso a una renovada industria basada en el trabajo conjunto, la transparencia y la prosperidad. De lo contrario, solo ayudaremos a enterrar lo poco que queda de esa industria a la que un día admiramos.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir