Marketing

La maquinaria del marketing del terrorismo: el EI es la organización criminal más activa en propaganda de la historia

isis terrorismo IS Estados Islámico Desde principios de 2014 el Estado Islámico (EI) parece estar orquestando una campaña de comunicación mundial, no solo para transmitir por todo el mundo las ideas que defienden y hacerlas atractivas e imitables, sino también para infundir terror.

Estos son los planteamientos que defiende el periodista Javier Lesaca en El Mundo, quien sostiene que el objetivo del EI es convertir a miles de personas de todo el mundo en seguidores de su movimiento, dirigiéndose a ellos directamente ofreciéndoles la oportunidad de luchar por algo en lo que creer.

Lesaca cuantifica en 698 las campañas audiovisuales que el Estado Islámico ha lanzado desde el año pasado, lo que supone más de un vídeo diario. Estos datos la situarían como el grupo terrorista más activo en propaganda de la historia.

Según el mencionado artículo, detrás de esta orquestada campaña de comunicación estarían los principales estrategas del EI, así como hasta una treintena de productoras audiovisuales que comparten estilo visual y una estrategia de distribución similares, entre las que destaca Raqqa, de Siria, que ya se ha encargado de casi 80 vídeos.

Algunas de las productoras están especialmente enfocadas en alcanzar a una audiencia global, ya que no solo utilizan subtítulos, sino que algunos vídeos directamente se graban en otros idiomas como inglés, francés o ruso. El resto siguen una estrategia regional en los países en los que el EI cuenta con presencia, como Iraq, Siria, Libia, Egipto, Afganistán, África Oriental, Yemen, Arabia Saudí o el Cáucaso ruso. La división de la estrategia forma parte de un principio básico del marketing: la segmentación de audiencias, que no es más que elaborar contenidos adaptados a cada tipo de público, lo que supone una táctica sin precedentes en el terrorismo.

Otra de las novedades que destaca en su estrategia es la inclusión de referencias culturales en sus vídeos con el objetivo de conectar con un público global. De las 698 campañas del EI analizadas por El Mundo, en el 20% de ellas se observa que se ha inspirado en alguna película, videojuego o videoclip, especialmente en aquellos en los que se ejecuta algún rehén, con el objetivo de atraer a las masas, especialmente a los jóvenes que proviene de entornos desestructurados a los que les puede atraer la violencia. Los videojuegos Call of Duty y Grand Theft Auto, la serie Homeland, la película V de Vendetta y las saga como Saw o Matrix son algunos de los preferidos por los productores de las campañas del ISIS.

Las redes sociales también son uno de los brazos que forman parte de sus campañas, y cuando ven que un tema candente se convierte en trending topic, aprovechan para utilizar el hashtag y adaptarlo para difundir su propio mensaje.

Atrás quedaron los vídeos de Al Qaeda de principios de siglo en los que se transmitían las ejecuciones de una forma que no atraía a nadie, que tan solo provocaban rechazo. Los vídeos de ahora siguen transmitiendo asesinatos, pero con un fondo cultural cuidado que intenta conectar emocionalmente con jóvenes de todo el mundo, una pericia única para una organización terroristas con las que se están ganando “mentes y los corazones de miles de jóvenes hablando en su propio idioma audiovisual y en sus propios términos culturales”, sin tener que pasar por los medios tradicionales, sino llegando directamente al bolsillo de los usuarios.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir