Marketing

Por qué la publicidad de marca es una "porquería" y la culpa la tiene el cortoplacismo

La mentalidad cortoplacista de la industria está matando la publicidad de marca

Bob Hoffman critica en su blog, Ad Contrarian, la tendencia de la industria al cortoplacismo que lastra la construcción de marca y la convierte en una "mierda".

tiempoEl cortoplacismo se ha convertido en uno de los grandes males del sector publicitario y, aunque la industria lo reconoce y habla de ello públicamente, hace más bien poco para revertir la tendencia.

De hecho, esta mentalidad no solo no merma entre los profesionales, sino que se asienta cada vez más. “Si sabemos que la inversión continuada en tácticas a corto plazo a expensas de la construcción de marca a largo plazo es contraproducente, ¿por qué seguimos haciéndolo?”, se pregunta Bob Hoffman en su blog, Ad Contrarian.

Los resultados inmediatos, la dificultad de medir cuantitativamente la construcción de marca o la “breve vida del CMO” son algunas de las “razones obvias” que señala Hoffman. Sin embargo, hay otra más incómoda sobre la que pocos, excepto Ad Contrarian, hablan.

“En algunos círculos, la publicidad de marca se ha convertido en sinónimo de mierda y, tristemente, en algunos círculos lo es”, afirma el publicitario. “Hemos dilapidado la credibilidad permitiendo denominar publicidad de marca a cualquier cosa que no tenga un mensaje de venta convincente”.

Una práctica que, para Hoffman, ha convertido la publicidad de marca en “cualquier cosa a lo que podamos ponerle un logo”, pero, añade, “no basta con imágenes bonitas y buenas canciones”.

Y es que, “la construcción de marca exitosa es compleja y requiere de publicidad que diga algo, que tiene un mensaje claro y específico sobre el producto y lo muestra de una forma memorable”.

Te recomendamos

ATRESMEDIA

FIESTAMKD

Yoigo

Podcast

A3media

Compartir