Marketing

LA PUBLICIDAD DIRECTA ES MÁS EFECTIVA EN EXTRACTOS Y FACTURAS IMPRESAS QUE ONLINE

Los clientes prestan más atención a los extractos y facturas enviadas por correo tradicional, siendo los documentos fiscales los que más captan la atención de los lectores. Así lo desvela un informe de Pitney Bowes Group 1 Software, que revela además que la gente pasa más tiempo revisando sus certificados fiscales que comprobando sus extractos de cuentas y tarjetas de crédito. La gran atención en términos de tiempo que se dedica a la correspondencia gubernamental debe ser vista como un signo alentador para las autoridades locales y regionales, pero también para las empresas que envían publicidad directa.

Andrew Greenyer, vicepresidente de Marketing Internacional en Pitney Bowes Group 1 Software, considera que “las comunicaciones gubernamentales son lo suficientemente claras y convincentes como para atraer mucha más atención que la publicidad enviada por correo. Esto podría ser algo parecido a una llamada de atención para el sector de la banca y de las tarjetas de crédito para hacer que los extractos de los clientes destaquen más en la batalla por atraer la atención de los clientes”.

Los extractos enviados online reciben mucha menos atención que sus equivalentes impresos. Por lo tanto, los anunciantes deben concentrarse en generar ingresos adicionales a través de la publicidad en extractos y facturas impresas, ya sea mediante ventas cruzadas adicionales, o a través de cobrar a un socio afín. Hay mucho interés en sacar rendimiento económico a la atención que los destinatarios prestan a sus extractos. Greenyer explicó que “por una cuota, se puede permitir que los socios afines adecuados ocupen el espacio publicitario en un extracto y/o introduzcan un folleto. Si se exige a esos socios que desarrollen ofertas exclusivas para el emisor del extracto, en ese caso el emisor puede adquirir un mayor valor de marca y beneficios para la fidelización de clientes”.

El correo electrónico surge como una herramienta poderosa, pero principalmente para comunicaciones con clientes actuales más que como una herramienta de adquisición de clientes. La publicidad directa sigue estando por delante del correo electrónico publicitario impersonal en lo que respecta a atraer la atención del destinatario. Dado el alcance universal de la publicidad directa por correo, junto a la relativa falta de restricción legislativa comparada con el correo electrónico, es probable que siga manteniendo su lugar prioritario en la galería de herramientas del vendedor.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir