Marketing

LA SENCILLEZ, CLAVE DEL ÉXITO DEL MARKETING DIRECTO

En tiempos de saturación publicitaria, quizá la mejor solución para llamar la atención del consumidor sea recurrir a lo sencillo. La sencillez ayuda a transmitir con claridad el mensaje central de una campaña. Pero a veces no es tan fácil hacer las cosas sencillas.

La sencillez se enfrenta con dos peligros: por un lado, la sobrecarga, que se da cuando el anunciante no tiene claro a qué mensaje quiere dar más importancia. El segundo peligro para la sencillez es la banalidad, que puede llenar un mensaje de ideas triviales.

Cambiar el texto y dar explicaciones
Michael Koch, director creativo ejecutivo de OgilvyOne Frankfurt y uno de los mejor considerados en Alemania, afirma que lo primero que hace cuando despliega un encargo publicitario en su mesa de trabajo, es ver lo que puede tachar. Su credo reza: “Tenemos que reducir el texto hasta que sólo quede el núcleo del mensaje. Lo que hay que plantearse es: ¿qué podemos eliminar para dar más fuerza al mensaje?”

Pero para poder actuar de esta forma sobre el texto de un encargo, es necesario que los anunciantes tengan claro cuál es su mensaje único y sencillo. Y esto es muy difícil, pues no hay regla del marketing directo que se quebrante más a menudo que esta: transmitir un único mensaje.

Por el contrario, muchos anunciantes creen que el texto y las descripciones y el desarrollo de las ventajas, cuanto más amplios mejores son. Sin embargo, algunos tests realizados en marketing directo prueban lo contrario: la tasa de respuesta baja cuando se dan opciones al consumidor.

Cómo se alcanza la sencillez
Para elaborar campañas basadas en la sencillez se puede seguir la tesis de Wolfang Max Kracht, director de la agencia Krachtwerk y autor del libro Lo sencillo es bueno. Cómo redactar mails publicitarios con éxito (publicado en Alemania). Para este experto, el marketing de diálogo eficaz se describe en tres palabras: sencillo, claro y directo.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir