Marketing

Cómo combatir las fake news y la desconfianza en las encuestas

La volatilidad de las encuestas y la proliferación de las fake news, dos piedras en el zapato de la comunicación política

Expertos en política y comunicación debaten sobre la amenaza de las fake news, los cambios constantes en las encuestas y los retos que rodean a la comunicación política actual.

Fake news

Tras un largo periodo de incertidumbre y el anuncio de las segundas elecciones, la clase política ha visto cómo su credibilidad se tambaleaba. Los partidos políticos se enfrentan, de nuevo, al reto de mantener, o trazar de nuevo, una estrategia de comunicación que que recupere la confianza de sus votantes de cara al 10N. De estos desafíos en su actual campaña electoral, han debatido representantes de PSOE, PP, VOX, Ciudadanos, Más Madrid y Unidas Podemos durante una jornada organizada por Dircom.

Tras una intensa mesa redonda que ha reflexionado sobre la pérdida de confianza en los políticos, los diferentes enfoques en su discurso y el impacto que los últimos acontecimientos sociales tienen en su campaña electoral, Dircom ha reunido en el espacio Fundación Telefónica a Narciso Michavila, sociólogo, especialista en análisis electoral y presidente de GAD3; Clara Jiménez, cofundadora y jefa de proyecto de Maldita.es y miembro del International Fact-checking Network Advisory Board; y Kiko Llaneras, colaborador de El País y editor de El Politikon, para profundizar sobre la comunicación política actual en la mesa "La nueva 'plaza pública' en el debate político".

La segunda mesa del día ha estado moderada por Isabel Perancho, vocal de la Junta Directiva de Dircom y directora general de Planner Media y Alberto Estévez, vocal de la Junta Directiva de Dircom y director de Comunicación de la CNMV.

fake news

La volatilidad de las encuestas

El presidente de Gad3, la consultora de investigación social y de comunicación estratégica, ha insistido en la volatilidad de las encuestas y en lo mucho que pueden modificarse en función de los días e, incluso, las horas. "Hemos notado en nuestra encuesta continua que todas las escenas vistas en las televisiones (relacionadas con los disturbios en Barcelona), han hecho que suba la participación al 70%". El voto, además, revela que también "se está moviendo", y que de momento no pueden asegurar cómo afectará el traslado de Franco.

Kiko Llaneras recuerda que las encuestas son herramientas que han acompañado a la política desde hace 50 años. "La mayor novedad es que en los últimos años han estado más presentes. La oferta es la misma pero ha cambiado la demanda sobre información cuantitativa".

Narciso Michavila, además, ha querido dejar claro que, a pesar de que la sociedad es cada vez más difícil de conocer, "nunca ha sido más fácil conocerla como ahora". El experto ha puesto en valor el poder del digital y de la posibilidad de conocer la actualidad, en tiempo real, de cualquier punto del planeta. "No es cierto que las encuestas fallaran en el Brexit o con Trump, pero sí crearon una sensación muy falsa que llevó a VOX y al PP a hacer unas estrategias erróneas".

"Siempre publicaremos a cierre de urna", asegura, algo que no hubo en otras elecciones como las del Brexit.

Llaneras se lanza a la piscina para ofrecer la solución a las grandes variaciones de las encuestas que hacen que pierdan credibilidad entre los ciudadanos y pasen a ser un instrumento de comunicación con menos peso. "El instrumento es mejor pero el voto es más volátil", justifica. El reto está en "cómo comunicar que las encuestas no son absolutamente precisas", señala. "Hay que comunicar la incertidumbre y la volatilidad, es parte del deber de un periodista". En 2016, recuerda, "hubo un gran problema en la comunicación, que se centró en el error de las encuestas".

Las modificaciones constantes en las encuestas han llevado a los medios, según Michavila, a lanzar titulares impactantes basados en encuestas que, después de un tiempo más o menos breve, cambiaban por completo. Kiko Llaneras cree firmemente que ese tipo de titulares impactantes no son necesarios, y que algunos "más sutiles" pueden "funcionar muy bien" con la audiencia.

El deber de combatir las fake news

"La desinformación presente en las campañas afecta a los votantes y a la percepción de la realidad, y en algunas ocasiones beneficia a unos y a otros", advierte Clara Jiménez.

Sobre las declaraciones realizadas por Rafael Simancas sobre su creencia en la autorregulación en el mundo de la comunicación, afirma: "La política de la autorregulación entraña grandes peligros para la libertad de expresión. La línea de una ley anti bulos y la censura es extremadamente fina".

Con el fenómeno de las fake news sobre la mesa, Jiménez no ha dudado en denunciar la falta de conocimiento del problema por parte de las instituciones políticas. "La solución es invertir más en la alfabetización mediática, en la educación", declara.

Cataluña, ¿caldo de cultivo para las fake news?

La cofundadora de Maldita.es, el portal que lucha contra las fake news destapando los bulos que circulan por la red de redes, asegura que están recibiendo "más de 300 preguntas al día relacionadas con cuestiones que tienen que ver sobre el tema catalán". "De la misma manera que en abril el eje de la conversación era izquierda-derecha, ahora el eje es Cataluña", subraya.

Además, Clara Jiménez asegura que la desinformación llega siempre antes a WhatsApp que a Facebook o a Twitter, y que, "naciendo en WhatsApp", no pueden rastrear el origen.

Michavila ha recalcado la importancia de combatir las fake news y conseguir que los medios tradicionales frenen esos bulos. Sin embargo, Jiménez asegura: "Varios directores de medios afirman que no tienen porqué entrar en ese terreno, las fake news no son su responsabilidad y que ellos 'no publican mentiras'".

Maldita.es hace frente a la desinformación a través, entre otras vías, de acuerdos con plataformas como Facebook, red social con la que trabajan para verificar noticias publicadas dentro de sus dominios.

Aunque es consciente de la proliferación de fake news, para Kiko Llaneras el hecho de que la comunicación se haya vuelto más horizontal gracias a las múltiples plataformas, ha supuesto que "estemos mejor informados que nunca".

Clara Jiménez ha sacado a la palestra el juego de tiempos de las fake news, que en muchas ocasiones echan mano de noticias que suceden en un rango amplio de tiempo (10 años), y las concentran en apenas unas semanas para dar la sensación de una gravedad mucho mayor.

Los procesos de verificación, cruciales en la lucha contra la desinformación

Sobre el fact-checking de Maldita.es, Clara Jiménez ha explicado que, durante los debates electorales, veinte personas del equipo de redacción verifican todas y cada una de las frases que los líderes sacan a relucir en sus intervenciones. Se trata de un trabajo periodísticamente muy valioso y arduo, en el que se verifican unas 250 afirmaciones por debate. "El periodismo no solo es hacer preguntas a los candidatos", asegura, invitando a los medios a que, tras entrevistar a un político, revelen a la audiencia las mentiras que han abanderado en su intervención.

Para finalizar su reflexión sobre este debate, Clara Jiménez ha señalado que el foco de la desinformación se concentra, especialmente, en la jornada de reflexión y en el día posterior a las elecciones. Mientras, Narciso Michavila ha recordado que "el mayor divulgador en las pasadas elecciones fue un partido político concreto haciendo creer unas encuestas completamente falsas, no era ningún bot". Destaca, de nuevo, la importancia de contrastar las encuestas actuales.

Te recomendamos

Enamorando

Newsletter

Atresmedia

A3Media

Compartir