Marketing

Las claves para diseñar envases de productos que enamoren al cliente "a primera vista"

El packaging es uno de los pilares más importantes del marketing. A fin y al cabo, el envase supone la primera toma de contacto “real” del cliente con el producto. A la hora de diseñar envases de productos atractivos que logren “enganchar” al consumidor, no hay que perder de vista los siguientes cuatro factores:

1. Los colores
Los estudios de investigación de mercados demuestran que los consumidores tardan tan sólo 5 segundos en localizar un determinado producto y lo hacen desde una distancia de entre 90 y 180 centímetros. Y a la hora de localizar un producto en la estantería de un supermercado, el color es clave. No en vano, la elección de un color adecuado para el envase de un producto puede aumentar el reconocimiento de las marcas hasta en un 80%, explica Terri Goldstein en Mediapost.

2. Las formas
Los colores son importantes a la hora de conquistar el consumidor, pero también lo son las formas, sobre todo las que son especialmente memorables. La combinación de colores y formas da pistas al cliente sobre la calidad y personalidad del producto.

3. Los símbolos
Los símbolos comunican significados al consumidor de manera casi instantánea, aunque para ello es necesaria una exposición constante del cliente al símbolo elegido como “embajador” de la marca. En la estantería de un supermercado, el consumidor busca fundamentalmente símbolos que le sean familiares.

4. Las palabras
Las palabras contenidas en el envase de un producto deben ser siempre palabras que diferencien al producto de la competencia. Además, éstas deben emplearse en correlación con los colores, las formas y los símbolos. Cuantas más palabras contenga un envase, menos oportunidades habrá de aprovechar efectivamente el uso de colores, formas y símbolos.

Te recomendamos

A3

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir