Marketing

LAS CUATRO REGLAS DEL MARKETING BASADO EN EL PERMISO

El email marketing es una de las herramientas más poderosas en la estrategia de una pequeña empresa. Permite dirigir promociones a un gran número de clientes potenciales por un coste muy inferior al de los mailings tradicionales. Sin embargo, a la hora de utilizar una lista, ya sea alquilada o recopilada por sus propios medios, la empresa ha de diferenciar entre el envío eficaz de emails y el envío de spam a la base de clientes. El truco para enviar emails deseados es contar con el permiso de los destinatarios, base del denominado permission marketing.

Para evitar prácticas que rallan la ilegalidad y que sólo funcionan en detrimento de la empresa, hay que tener en cuenta cuatro puntos clave que determinan cualquier campaña de email marketing basada en el permiso.

1. Asegurarse de que los nombres que aparecen en la lista pertenecen a ella. No se debe añadir datos de personas que no hayan dado su consentimiento para figurar en la lista. El envío de emails no deseados favorece que el receptor se forme una imagen negativa de la empresa. Además, puede provocar que los proveedores de servicios de internet (ISP) bloqueen los mensajes provenientes de la empresa.

2. Permitir a los clientes que elijan el formato de los mensajes promocionales, ya sea texto simple, texto enriquecido o html.

3. Facilitar a los clientes la baja de la lista. No es extraño que los clientes cambien de intereses.

4. Si los datos de la lista provienen también de las consultas y registro en la web, hay que avisar previamente a los clientes de que serán utilizados con el fin de realizar envíos promocionales. También hay que aclarar el tratamiento y difusión que tendrán dichos datos. La empresa debe desarrollar una política de privacidad de datos y facilitar su acceso en su página web.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir