Marketing

Las empresas apuestan por la experiencia de compra para diferenciar sus productos y conseguir beneficios

Las empresas apuestan por la experiencia de compra para diferenciar sus productos y conseguir beneficiosLos negocios luchan constantemente contra una crisis económica que crece día a día, con el poder adquisitivo de los consumidores que cada vez es más bajo y ahora también, con la subida del IVA como medida para paliar supuestamente los dos problemas anteriores. Por ello, las empresas se las ingenian de un modo u otro para poder hacer frente a la situación actual y conseguir la clientela mínima que les cubra sus gastos.

Una de las técnicas más utilizadas para incrementar y potenciar sus ventas es la experiencia de compra, con el objetivo de atraer y fidelizar a más clientes. A todos nos gusta que por un mismo precio al que estamos acostumbrados a pagar por un sólo producto se le sume alguno más. Es la clave de la venta segura en tiempos difíciles. Esta estrategia consiste en ofrecer un plus de atributos que sean percibidos por el consumidor agradando su compra para una segunda vez. Así, la ganancia es mutua: el cliente recibe más por el mismo precio y el vendedor logra una ventaja de venta respecto a la competencia, diferenciándose de ellos por tener ofertas más atractivas.

Hoy en día, todos los sectores cuentan con diversas empresas que se dedican a la misma venta pero con productos y marcas distintas. El éxito para resaltar por encima de los demás está en métodos como éste. Bien lo sabe Javier Fuentes Merino, director general del Grupo Redes de Venta Proactiva, quien asegura que “la diferenciación es lo que permite crecer en el mercado. Y esta diferenciación es posible cuando hay innovación y se cuidan los más mínimos detalles. Y ello es válido para negocios de cualquier tamaño“.

Pero fidelizar al cliente no sólo es cuestión de darle facilidades respecto al producto. Todo el mundo prefiere comprar de forma agradable y eso se consigue a través del trato del vendedor. Es un factor que se da por hecho pero del que muchas empresas pecan. Ninguna persona quiere tener la sensación de que le hacen un favor cuando le atienden, sino que es una gratitud que vengan a ese comercio. Con ello, se crea la atmósfera agradable que se debe conseguir, ya que, según Javier Fuentes, “las personas no buscan comprar únicamente, sino que buscan además, disfrutar de sus compras y ello es responsabilidad de los comercios”.

Generar una buena experiencia de compra atendiendo al servicio o producto, la capacitación del personal y la ambientación del lugar es lo que crea la diferencia en un comercio, por muy grande o pequeño que sea.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir