Marketing

LAS EMPRESAS DE TELECOMUNICACIONES SON LAS QUE MÁS VULNERAN LA LEY DE PROTECCIÓN DE DATOS

La Asociación de Internautas (AI) afirma que, si tenemos en cuenta todas las sanciones por vulnerar la Ley de Protección de Datos, las empresas del sector de las telecomunicaciones son las que más reciben, según Consumer.es.

En el último ejercicio, la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) abrió 105 procedimientos y 314 investigaciones contra empresas de este sector por cuestiones de tutela de derechos, es decir, para garantizar que los datos de los clientes estén actualizados y el consumidor afectado pueda acceder a ellos. Estas cifras duplican a las tramitadas en el sector financiero.

La multiplicación de compañía dedicadas a facilitar conexiones telefónicas y acceso a Internet es, sin duda, la responsable del gran número de quejas en el área de las telecomunicaciones. Estas empresas no siempre prestan servicios siguiendo la legalidad, según la AI, siendo el sector que más procedimientos sancionadores tienen abiertos y que más inspecciones ha generado en el último año. Entre las principales quejas de los usuarios, destacan las altas fraudulentas y las trabas para darse de baja de algunos de sus servicios.

El desarrollo de la Sociedad de la Información y la liberalización del mercado de las telecomunicaciones han provocado que aparezcan fraudes en la contratación de los servicios, irregularidades que han motivado que muchos usuarios se vean involucrados en ficheros de deudores.

El problema llega cuando el usuario decide darse de baja pero la empresa continúa cobrándole una vez que ha dado orden en el banco de que no se paguen más facturas. “Entonces hay recibos que se quedan sin pagar porque el cliente no está de acuerdo con que la empresa le siga facturando”, explica el presidente de la AI, Víctor Domingo. Así, miles de ciudadanos se ven dentro de los listados de morosos, de los que muchas veces tienen la primera noticia cuando acuden a un banco a solicitar un préstamo o tratan de comprar un coche, por cantidades mínimas,. Según Domingo, las empresas tienen la obligación de remitir una carta a los usuarios para anunciarles que los han incluido en una de esas listas.

La Federación de Consumidores en Acción (FACUA) apunta además que, mientras el impago esté en proceso de reclamación, la compañía “no puede incluir los datos del cliente en el registro”. Si el usuario no está conforme con la cantidad que le reclama y ha presentado una queja que está sin resolver, la empresa “aún no podría tachar de moroso al cliente”. Tampoco se respeta en muchos casos, según FACUA, el tiempo estimado para dar de baja a los clientes de estos registros cuando ya han saldado sus deudas. Tras pagar la cantidad debida y solicitar la baja, las empresas siguen sin borrarles de la lista negra.

Te recomendamos
En otras webs

Fluge

014

Ojo

Hotwire

dKambio

Compartir