Marketing

Las listas de clientes no son un secreto industrial, según un juzgado

Dos ex trabajadoras de una empresa que dejaron sus puestos de trabajo y con los conocimientos adquiridos y con la lista de clientes de su empleador emprendieron un proyecto propio, no actuaron en contra de la competencia, según un tribunal de Oviedo.

El Juzgado de lo Mercantil número 2 de Oviedo desestimó la solicitud de la empresa demandante por considerar que no hubo ánimo de expoliación o de obstaculización de la actividad de otro agente económico.

“El cese provisional de la actividad de las demandadas, la prohibición del uso del listado de clientes, proveedores y productos, el secuestro de los soportes informáticos existentes y el embargo preventivo de bienes de las demandadas”, estimó el juez del caso.

El juzgado estimó que la relación entre un empresario y sus clientes no es objeto de ninguna clase de exclusividad que permita impedir a terceros y, en particular, a ex empleados y ex colaboradores, dirigirse y contratar con tales clientes”, dijo la sentencia.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir