Marketing

Por qué las marcas deberían "venirse arriba" en lo que al sexo se refiere

sexoAl mismo tiempo que la proliferación de webs porno y apps de citas derriban los últimos tabús de la sociedad, también eliminan las barreras en la industria marketera y es que, a premisa “el sexo vende” nunca fue tan cierta.

La popularización de los servicios digitales de citas y las aplicaciones como Tinder han abierto un nuevo campo de monetización para muchas marcas que nada tienen que ver con la industria del sexo pero que están deseosos de alcanzar a una millonaria audiencia millennial.

Y lo cierto es que estos canales presentan enormes ventajas para los marketeros. Por una parte, son mucho más baratos que otras plataformas como Google, Twitter o Facebook y ayudan a destacar entre el ruido social.

“El contenido de la industria del porno consigue tasas mucho mayores de engagement, de volumen de tráfico lo que la convierte en un espacio de marketing muy fértil para las marcas.

Sin embargo, no creo que veamos un gran cantidad de marcas apostando por este tipo de webs en los próximos años”, opina Matthew Waghorn, group director of communications planning en la agencia digital Huge.

Para Cat Davis, chief growth officer for UK and Europe en Cheil UK, este nuevo campo publicitario puede resultar muy útil para aquellas marcas más jóvenes que deseen destacar y generar algo de ruido social para estar presentes en la conversación. Sin embargo, considera que para las marcas más longevas resulta un terreno todavía algo pantanoso.

Una de los ejemplos más notables de marca que se han ganado un hueco en la mente de los consumidores gracias a su vinculación con la industria sexual es Diesel que ha vinculado sus campañas a una imagen rompedora a través de imágenes siempre sugerentes.

diesel

Gracias a sus campañas insertas en una de las webs más visitadas, Pornhub, consiguió espectaculares resultados con más de 60 millones de visitas generadas que se tradujeron en altas cifras de ventas.

Pero si Pornhub es una apuesta segura en cuanto al marketing sexual, las webs y aplicaciones que buscan el amor son también opciones muy populares entre muchas marcas que pretenden dirigirse a los consumidores de manera relevante y entretenida.

Domino’s Pizza con su campaña en Tinder por San Valentín o JW Anderson que emitió su desfile de ropa interior masculina a través de Grindr son algunos de los ejemplos de las marcas que se atrevieron a utilizar estos potentes canales con gran éxito.

“Las citas online se están convirtiendo en un comportamiento de masas que abarcan un amplio abanico demográfico. Las marcas pueden aprovecharse de estas audiencias llevando a cabo campañas interesantes, impactantes y basadas en el funcionamiento nativo de la plataforma”, explica el fundador de la web de citas Tab, Shib Hussain.

Pero no solo son plataformas útiles a la hora de publicitarse sino también cuando se persigue remover conciencias entorno a causas sociales. Happn es una de las plataformas que ya ha acogido campañas de este tipo como la del Día Internacional de la Mujer que pretendía concienciar sobre el abuso físico y sexual al que todavía se somete a muchas mujeres en el mundo y que obtuvo más de 5 millones de impactos en todo el mundo.

Así, la efectividad de estas plataformas por su enorme alcance y engagement las convierten en todo un mundo de posibilidades por explorar para las marcas sin necesidad de invertir millones en las campañas, solo aportando un poco de creatividad.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir