Marketing

Las reglas publicitarias de los JJ.OO. han cambiado y tienen consecuencias para las marcas

rioLos grandes eventos como los Juegos Olímpicos son una excelente oportunidad publicitaria que ningún marketero quiere dejar pasar.

Y no es para menos pues se trata de una competición que aglutina a millones de espectadores de todo el mundo frente a la televisión y también en las redes sociales.

Parece que las marcas ahora tendrán una oportunidad todavía más grande para ser parte de los Juegos de este año que se celebrarán en poco menos de un mes en Río de Janeiro. Y todo gracias al cambio de las normas publicitarias que ha llevado a cabo el COI.

Hasta ahora el espacio publicitario durante el evento era terreno exclusivo de los patrocinadores, prohibiendo a los atletas publicar en redes sociales referencias a otras marcas que no fueran las oficiales así como campañas de no patrocinadores protagonizadas por los deportistas competidores.

Ahora, esas restricciones han sido eliminadas permitiendo la emisión de campañas con deportistas o la publicación de posts, aunque no podrán mencionar explícitamente  los Juegos Olímpicos ni ninguna de sus palabras asociadas.

Sin embargo, para poder beneficiarse de los cambios, las marcas deberían haberlo solicitado antes del 27 de enero de 2016 informando de sus planes para acciones publicitarias y en redes sociales así como haber lanzado sus campañas antes del 27 de marzo.

Aunque son muchas las marcas beneficiadas del cambio de normas como Under Armour, patrocinadora de más de 250 atletas de la competición, entre ellos Michael Phelps, hay quien considera que estos cambios siguen siendo estrictos, sobre todo para los pequeños negocios.

“Emitir una campaña desde marzo hasta agosto es realmente caro”, comenta Sally Bergesen, fundadora y CEO de Oiselle, una marca deportiva que patrocina a 15 deportistas. Es por ello que asegura que buscarán la forma de estar presentes en el evento, creando términos alternativos para referirse a él.

Los analistas, por su parte, creen que la relajación de las reglas debe ser vista por estos pequeños negocios como una oportunidad, dejando a un lado a los grandes deportistas que requieren demasiada inversión y apostando por otros olímpicos más asequibles.

Los más perjudicados por esta nueva situación podrían ser los patrocinadores oficiales pues, al entrar más actores en el mercado olímpico publicitario, el valor de los patrocinios cae por la supresión de la exclusividad.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir