Marketing

Las relaciones públicas, las grandes incomprendidas

publicPara los profesionales del marketing y la estrategia, las relaciones públicas no son algo desconocido, desde luego, pero para el público en general, las campañas de relaciones públicas pasan desapercibidas.

La visibilidad que alcanza una campaña de publicidad se puede medir a corto plazo: los anuncios se comparten en las redes sociales, se hacen trending topic durante días y la gente los recuerda pasado el tiempo, mientras que las relaciones públicas son más estratégicas, buscan influencia a largo plazo y medirlas es bastante más difícil que medir las campañas publicitarias.

La gente no tiene paciencia, ni los empresarios que piensan en mejorar los resultados de su compañía ni los clientes de un producto o servicio: todos quieren resultados y los quieren ya, pero las campañas de relaciones públicas exigen tiempo de ejecución que, en muchos casos, ninguna de las dos partes acepta.

Todos sabemos cómo es un anuncio, nos podemos hacer una ligera idea de cómo se crea la idea y cómo se produce; sabemos cómo funciona el marketing a grandes rasgos, pero no todos sabemos cómo funciona una campaña de relaciones públicas: cuáles son los objetivos, qué quieren, cuál es su objetivo a largo plazo para que una compañía diga o haga ciertas cosas.

Los beneficios de las relaciones públicas son conocidas por los profesionales y las empresas saben que, en muchos casos, sobre todo en los que los problemas de la compañía son muy profundos (nuevas adquisiciones, problemas en la cultura empresarial, expansión internacional), las relaciones públicas son un arma indispensable para conseguir los objetivos deseados, mucho más que la sola publicidad.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir