Marketing

Lo digital ya no es opcional: ahora la tecnología busca saber qué sentimos

cerebro digitalLa Universidad Politécnica de Valencia ha acogido la IV edición del Congreso Internacional de Neurociencia Comunicación y Economía, un foro en el que se han dado cita los principales expertos en neurociencia cognitiva, nuevas tecnologías y comunicación en el que se divulgan las principales tendencias de aplicación de diversos sectores de la economía.

En la presente edición el eje principal del ICONEC 2014 se ha centrado en la innovación y creatividad humana como motores de la economía global. Temas como modelos de potenciación de la creatividad, el sistema especular humano y la capacidad de aprendizaje han sido algunos de contenidos que se han presentado.

La jornada de ponencias ha sido abierta por Mónica Deza, presidenta de AINACE con una presentación titulada “El efecto Medicci: mentes creativas”. Para poder hablar de futuro Deza se retrotrae en el tiempo para situarse en el Renacimiento donde confluyeron una gran número de artistas y creadores de diversos sectores. “Ahora gracias a internet es posible que distintos profesionales de perspectivas distintas puedan unirse” ha señalado.

Empezar por el “porqué”

Ha destacado que la proporción aurea es “muy importante en el mundo de los negocios porque hace una pregunta que generalmente no se hace: ¿por qué?”. Hay que empezar por esta pregunta, ha explicado, “hay que empezar por el qué”.

“Estamos en una segunda etapa de la revolución digital en la que las empresas saben que no es opción digital sino que ahora se buscan tecnologías y máquinas que entiendan a las personas” ejemplificando con técnicas como el Big Data. “Tenemos que conocer qué sucede en la mente de las personas y por qué sucede eso”. “Creo en un modelo diferente de empresas en el que empezamos con el porqué, por las personas y a partir de ahí revisamos todos los procesos de la compañía”.

deza noti

El modelo de las 4C

“La tendencia es hacer un producto pero también hacer un mundo mejor en el que vivir” y desde su trabajo ha hablado del modelo de las 4C. La primera de estas es apostar por la capacidad de las personas donde “la educación y el contexto social” juegan un papel fundamental. La confianza es el segundo de estos pilares de trabajo, ya que “vivimos en una época caracterizada por una crisis de confianza”. “El futuro de la comunicación pasa por inspirar”, señalando como tercera clave la comunicación que es lo que hace que cualquier cosa se diferencie. “La persuasión ya no vale sino que ahora lo que importa es la influencia” y es ahí donde la comunicación estratégica juega un papel fundamental. El último punto es la creatividad. “Tenemos que saber cuál es la verdadera capacidad creativa”.

“El 100% de nuestro negocio de comunicación se basa en la comunicación consciente pero cuando un consumidor decide una compra lo hace cargado por una mochila emocional inconsciente”, ha señalado Mónica Deza como uno de los grandes fallos de la comunicación tradicional.

El problema de la publicidad y el marketing actual es que no acepta que la percepción que tenemos de todo lo que vemos está mediatizado y sus técnicas se basan sólo en la exposición. “Los análisis sobre el comportamiento de los consumidores no puede basarse solo en las técnicas tradicionales”. "La fusión del cerebro humano y la tecnología es el futuro" ha afirmado a modo de conclusión.

 

Te recomendamos

Enamorando

Newsletter

Informa

Atresmedia

Compartir