Marketing

Los analistas de datos ya no son el patito feo de la publicidad

En una analogía con los institutos o high schools estadounidenses, dentro de una empresa el creativo sería el quarterback, popular y sexy, que atrae toda la atención, mientras que los analistas de datos serían los frikis del club de ciencias.

Pero esta imagen puede estar cambiando y la clave está en la convergencia de ambos sectores. El uso de los datos y las estadísticas han dado al sector creativo la llave para convertir en oro todo lo que toca. De hecho, el pasado mes de octubre fue publicado el “Harvard Business Review”, un artículo que etiquetaba al científico de datos como “el trabajo más sexy del siglo XXI”.

En el camino a la integración de estos dos sectores los profesionales del marketing han encontrado que los datos a veces se interponen en el proceso creativo. Esto es, quizá, porque cuando se habla de datos la gente imagina un arsenal de números y porcentajes aburridos que limitan la imaginación y anclan a los creativos a la dura realidad. La clave es hacer los datos atractivos. La misión no consiste sólo en saber que los clientes prefieren X, sino en que los datos enseñen, por ejemplo, cómo utilizar los números para mejorar el diseño, la estrategia o la ejecución.

Pelin Thorogood, consejera delegada de Anametrix, señaló que los datos son sexy porque son poderosos. La información es útil y poderosa ya que, utilizando el análisis de datos, las empresas pueden predecir la lealtad del cliente, pronosticar el gasto por segmento de clientes, mejorar la focalización elevando las tasas de respuesta, reasignar los gastos de marketing para reducir los gastos de promoción y aumentar la rentabilidad.

Thorogood comparó el análisis con una bola de cristal, pero con una diferencia: “los marketeros pueden utilizar los datos no sólo para ver el futuro, sino para cambiarlo a su gusto”, dijo.

Por su parte, el consejero delegado de Traction, Adan Kleinberg, también conoce la importancia de los datos y advierte a los profesionales del marketing que deben sacar el mayor partido a los análisis porque la competencia ya lo está haciendo.

Parece que el patito feo del análisis de datos se ha vuelto un cisne en manos de los creativos.

Te recomendamos
En otras webs

Enamorando

014

Ojo

Hotwire

Compartir