Marketing

LOS CATÁLOGOS TIENEN MÁS PESO QUE NUNCA

Más de la mitad de los británicos encuestados por Royal Mail aseguran consultar catálogos impresos para facilitarse sus decisiones de compra. Tal y como recoge Catalogue e-business, el nombre del estudio es Home Shopping Tracker Study y en el se prueba como en la era digital, los formatos tradicionales están más presentes que nunca.

La crisis está haciendo a los marketinianos preguntarse por dónde recortar su presupuesto. Pero antes de eliminar los catálogos de las herramientas del marketing mix, deberían de saber que la cifra recaudada por los compradores online que afirman haberle echado un ojo al folleto antes de comprar es de 1,694 millones de libras. Ésta supera en un 13% a las ganancias promovidas por aquellos que adquieren sus productos sin consulta offline previa; 1,502 millones de libras.

El 75% de los compradores por internet los ojea. Y no sólo aquellos que prefieren la red para hacerse con sus artículos favoritos los encuentran útiles. Un tercio de los amantes del shopping convencional busca en los catálogos antes de lanzarse a las tiendas.

“Si un catálogo está bien hecho puede ser un objeto atractivo que exprese algo sobre las aspiraciones y el estilo de vida del consumidor; así será tomado y leído con placer”, señaló con rontudidad Nick Alderton, director general del catálogo de ropa de hombre Peter Christian Direct.

Dara O´Malley, directora general del catálogo de decoración House of Bath, dio algunos argumentos más a favor: “Internet es muy útil en actividades funcionales como procesar datos o gestionar cuentas. Pero cuando se trata de buscar productos e ideas, la web funciona mejor cuando el proceso está más estructurado. Es decir, si los consumidores tienen una idea más ajustada de lo que buscan. Cuando el consumidor no sabe realmente lo que busca o tiene una idea vaga de lo que quiere, un catálogo es el mejor dispositivo para que se enganche”.

Para su empresa, los catálogos son una parte fundamental de la estrategia. Desde House of Bath siguen una filosofía multicanal que incluye promocionar la web a través del catálogo. Esta idea de que las diferentes acciones promocionales deberían de estar integradas y funcionar de un modo conjunto es compartida por Rosemary Stockdale de la consultora Sterling Marketing.

“Reducir o no el envío de catálogos, y como repartir el presupuesto entre el universo online y offline, es una cuestión a la que se enfrentan la mayoría de los profesionales del marketing”, señaló Stockdale. Y añadió: “No hay un punto en el que coste del envío de catálogos no sea eficaz, pero es vital entender el comportamiento del consumidor con la efectividad del análisis de datos y el impacto que podría suponer para otros canales si se reduce la distribución de catálogos. Pruebe y analice antes de tomar una decisión”.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir