líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Los datos son una mina de oro también a nivel estatal: Andorra se lanza al negocio del big data

Redacción

Escrito por Redacción

A estas alturas de la partida todos somos conscientes del lucrativo negocio que tiene lugar en internet con los datos. En Andorra se está intentando transformar la colección de datos estatal en una industria de alta tecnología.

Transformar los datos en una industria tecnológica puede convertirse en un negocio muy lucrativo, pero también puede atentar contra los derechos y libertades civiles y convertir el gobierno en un estado policial.

Es sabido popularmente que no sólo las empresas recolectan datos de la web creando inmensas bases de datos, también los propios gobiernos recogen datos sobre los habitantes para recaudar impuestos, y al parecer también para espiar y mantener cierto control sobre la población.

Pero los gobiernos están comenzando a ver los datos como algo más, tal y como lo ven las empresas dedicadas a ellos, como una mina de oro. Los gobiernos están comenzando a comprender que la información que los internautas generan a través de su actividad digital es mucho más que un sueño de seguridad estatal, puede ser la creación de una nueva y lucrativa industria dedicada al big data.

Andorra, el pequeño país de los pirineos, ha sido el primero en convertir esta idea en real, transformándose así en el primer país «inteligente», completamente conectado e integrado: el gobierno está desarrollando una app para turistas que mostrará sugerencias además de recolectar datos sobre sus preferencias.

Toda esta idea parece un poco George Orwell y su novela 1984, donde el estado tiene la capacidad de controlar a sus habitantes. Pero Andorra intenta mostrar su idea como algo transparente organizado a nivel estatal, que utiliza los datos de manera anónima y que tiene como finalidad dar una vida mejor a sus habitantes y generar más riqueza.

 

Para Ford, la innovación debe ser asequible para llegar a las masasAnteriorSigueinteLas ventas de las grandes cabeceras caen un 14% en mayo

Contenido patrocinado