Marketing

LOS INTERNAUTAS PUEDEN BENEFICIARSE DE LAS BASES DE DATOS ONLINE

Es indiscutible que las bases de datos son un gran negocio, pero sólo para unos pocos. A través de las búsquedas que realizan los internautas, Google se hace con los datos personales de millones de personas, datos sobre preferencias de compra que luego ofrece a sus anunciantes por importante cantidades, mientras que el usuario sólo obtiene la prestación gratuita de los servicios ofrecidos por Google. Al parecer, hay gente a la que esto ya no le parece justo y consideran que la información personal que proporcionan a través de la red tiene un valor bastante más alto que los servicios que ofrece a cambio el buscador, y por ello se han lanzado a crear bancos de datos gestionados directamente por los internautas.

Seth Goldstein, empresario de San Francisco, cree que el control de la información personal procedente de las búsquedas, los clics, los chats y las transacciones en internet lo deberían tener y vender los propios usuarios y obtener ingresos directos por ella. Goldstein ha fundado AttentionTrust, una empresa que consiste en que los usuarios construyan sus propios patrones de preferencias y tráfico por la red, tal y como publica la revista Actualidad Económica. El perfil se crea con una aplicación que funciona dentro de un buscador de internet y permanece en una especie de caja fuerte online, a la que pueden acceder los anunciantes interesados pagando.

AttentionTrust no es la única aplicación de este tipo ya disponible. En una idea muy similar está basado GestureBank, una herramienta de agrupación de datos creada por Steve Gillmor. Otro sistema parecido es Agloco, creado por un grupo de graduados de Stanford. Es una aplicación en un buscador que hace un seguimiento de la actividad online de los usuarios y luego ofrece esa información a los anunciantes, prometiendo a los usuarios el 90% de los ingresos que obtenga por publicidad, comisiones de ventas y otros conceptos.

También en San Francisco se ha creado Boxbe, una herramienta de control de los correos basura. Los usuarios crean perfiles con sus intereses personales, perfiles que son proporcionados a los anunciantes para realizar emailings. Los usuarios deciden qué correos aceptar y cobran por aquellos correos que decidan recibir. La compañía espera conseguir un número de usuarios lo bastante grande para que sea atractivo para los anunciantes. De esta forma, los anunciantes rentabilizan su inversión, enviando emails a usuarios que con mayor probabilidad están interesados en sus productos y servicios, y los usuarios reciben menos mensajes no deseados y cobran por los que reciban.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir