Marketing

LOS INVERSORES Y EL MARKETING: MEJOR JUNTOS QUE SEPARADOS

El modo tradicional de adquisición de participaciones de una compañía ha encontrado un nuevo modo de venta, comprarlas por un precio netamente inferior para luego convertirlas en lo más sugerentes posible. Con esto se conseguirá maximizar los beneficios a la hora de volver a vender, tal y como explica la revista Campaign.

Este tipo de marketing, aunque tiene unos inevitables costes, cada vez reúne a un número más considerable de adeptos. Y es que la inversión se ha pasado las dos últimas décadas cambiando su tradicional reticencia hacia el marketing por una aproximación táctica.

Desde las propias agencias se comenta que “los inversores no se diferencian de otro tipo de anunciantes. Si han comprado una marca, van a potenciarla porque sus compradores estarán interesados en saber lo famosa que es la misma para justificar su precio”.

Esto significa que los directores de marketing se encuentran en la inusual posición de controlar el incremento del valor de determinadas participaciones derivadas de la inversión. Según Ali Jines, directora de marketing de Debenhams, “es completamente incierto decir que el mundo de la inversión no valora el marketing”. De hecho, en su propia empresa, desde que se han visto las caras con los inversores, han tenido que echar mano de su equipo de marketing para llegar a buen puerto y han crecido espectacularmente.

Pero la inversión tiene otros modos de hacer negocio, como por ejemplo centrarse en compañías de creatividad y de medios. “Cualquier negociación necesita costes estructurales hoy día, pero son completamente justificados si se pagan por los inversores”, comenta Martin Flenn, jefe ejecutivo de Birds Eye y antiguo presidente de Pepsi. “Los mejores negocios se llevan a cabo cuando hay una buena política de entendimiento y no hay mejor modo de entenderse que captar bien a la demanda”.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir