líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Los marketeros o las anémonas de la publicidad: no piensan, solo reaccionan

nemoLa fiebre por el mundo digital y la necesidad de los marketeros por ser los primeros en mostrarse ante los ojos de los consumidores, ha provocado un enorme caos en el mundo publicitario.

Los profesionales del sector se encuentran cegados por el brillo y las herramientas que las nuevas tecnologías les ofrecen pero no se han parado a pensar en cuál es el objetivo de su utilización.

Es por ello, que frecuentemente nos encontramos con campañas poco cohesionadas, sin sentido y que se lanzan en redes solamente por el hecho de estar presentes.

Y a veces, es más importante pararse a reflexionar si nuestra audiencia se encuentra en esos canales y, en tal caso, cómo y por qué nos vamos a dirigir a ella. En definitiva, los marketeros se están olvidando de hacer marketing.

Porque por mucho que el nuevo panorama digital haya supuesto todo un cambio en la forma de consumo y las relaciones con los targets, la transformación ha ocurrido solo en el continente pero no en el contenido.

El marketing permanece, su esencia sigue ahí, emborronada por prácticas apresuradas que hacen un «all in» a los canales digitales dejando de lado a los más tradicionales, separando estrategias on y off y pensando erróneamente que el marketing ha cambiado.

Así lo defiende Mark Ritson, profesor de marketing de la Melbourne Business School quien asegura que «ya no hay estrategia, solo herramientas. Lo digital brinda excelentes oportunidades pero solo es ejecución y el juego estratégico del marketing no ha cambiado».

Ritson anima así a los clientes a retar a las agencias y denuncia que los marketeros han dejado de cuestionarse la efectividad de lo que hacen a la hora de conseguir sus objetivos así como el pobre uso de los datos que realizan.

«El mundo digital ha convertido a los marketeros en anémonas, el único ser vivo que no tiene cerebro, solo reacciona», reclama Ritson.

9 cosas que las personas altamente productivas no hacen (ni a tiros)AnteriorSigueinteEmojis, el lenguaje visual que marcará un antes y un después en el mundo publicitario

Noticias recomendadas