Marketing

Por qué los marketeros no deberían apostar por la inteligencia artificial en sus campañas

s-corazon-y-cerebroEn la era de la lucha por la atención de los espectadores, los marketeros tratan de innovar a través del uso de las nuevas tecnologías en un intento por captar la atención y, lo que es más importante, el engagement de los consumidores.

Cada vez es más difícil fidelizar a los espectadores y, por esta razón, la aparición y evolución de la inteligencia artificial ya es considerada por muchos como una nueva ventana que traerá un poco de aire fresco al mundo marketero y acarreará mejores resultados en las campañas.

Sin embargo, para otros, no resulta tan claro el potencial de la inteligencia artificial en las campañas de publicidad. Son muchos los que dudan de la efectividad de los algoritmos de los que hace uso la inteligencia artificial como método para medir las reacciones de la gente y es que, aunque pueda parecer una manera inteligente de sacar partido a la tecnología, lo cierto es que carece del elemento básico para el éxito de la publicidad, las emociones.

Observar un cartel publicitario con tecnología de inteligencia artificial puede ser en un primer momento sorprendente por la novedad. Sin embargo, una vez todo el mundo esté acostumbrado a verla, la atención se desvanecerá. Además, en un tiempo en el que los consumidores son cada vez más conscientes del valor de sus datos, no resultaría raro que este método pueda generar una reacción negativa por parte del público.

Lo cierto es que son muchos los ejemplos de campañas que se han convertido en casi un referente en la industria en las que las emociones que conectan con el espectador son el elemento central. Uno de ellos es la campaña de Navidad de la firma John Lewis que fue todo un éxito en Reino Unido. El hecho de que el original anuncio no fuese creado mediante un algoritmo sino con el poder de la imaginación humana y la empatía es, cuanto menos, revelador.

La tecnología que aparece para leer las mentes del público carecen de cualquier tipo de atractivo pues, realmente es el humor y no la telepatía lo que conecta mejor con los consumidores. Los mejores libros, películas o canciones son escritos por personas no por algoritmos y es por eso que conectan con nuestras emociones, porque están basados en la verdad y así es como debe funcionar la mejor publicidad.

Aunque la tecnología no matará la creatividad como muchos creen, es importante mantener la emoción en las campañas, hacer sentir a la gente porque sin sentimiento no hay acción.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir