Marketing

Por qué los marketeros no deberían dejar su profesión en manos de las matemáticas

jack 300El marketing siempre ha sido una profesión de creativos. Sin embargo, el paso de los años y el nacimiento de los sistemas de medición más precisos, la tecnología y el Big Data han hecho que cada vez sea una profesión más abierta a otros campos del saber.

De hecho, ya hay muchas empresas que prefieren ocupar numerosos puestos del departamento de marketing con personas provenientes del mundo de las matemáticas. Pero los números no lo son todo y por ello, los marketeros deberían alzar la voz y entender de que no pueden permitir dejar el marketing en manos de las calculadoras. Si no se lo cree, aquí le mostramos las razones que le convencerán.

Las matemáticas son una ciencia necesaria, eso está claro, y resultan de gran ayuda en el campo marketero pero ¿quién ha dejado entrar a estos profesionales en un área que no es la suya? Los únicos culpables son los propios marketeros que, como pioneros digitales han ofrecido todo tipo de herramientas de medición que, como es lógico, los matemáticos quieren utilizar.

Las matemáticas pueden analizar números, calcular ingresos, presupuestos y el ROI para hacer sacar de las inversiones el mayor margen posible pero se corre el peligro de que los principios del marketing queden en el olvido, sean apartados de la profesión para poner el foco en los números. Y la verdad es que ser bueno con las matemáticas no asegura serlo con la gente, y eso es el fin último del verdadero marketing.

El marketing digital no puede reducirse a un par de sumas y restas porque ha sido concebido y consumido por humanos y las personas no pueden ser medidas porque no son predecibles. La obsesión con las métricas lleva a un pensamiento cortoplacista y a la aplicación de técnicas anticuadas por el simple hecho de ser seguras, dejando sin lugar para la sorpresa del consumidor.

Sí, los números son importantes, pero solo en la medida en la que sirven para mejorar, innovar y generar nuevas ideas que aporten un mayor valor y utilidad al consumidor. Así que es hora de defender la esencia del marketing y dejar que las matemáticas enriquezcan las estrategias y no llenar los bolsillos de los peces gordos.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir