Marketing

Los millennials ponen pies en polvorosa cuando las marcas les "castigan" con un mal servicio

millennials"Castigar" al cliente como un mal servicio se paga caro, muy caro, sobre todo si el cliente en cuestión pertenece a la generación del milenio. Así lo concluye al menos un reciente estudio de la empresa especializada en atención al cliente Aspect.

El 56% de los jóvenes de entre 18 y 34 años dice haber cambiado de marca durante el último año tras haber recibido un mal servicio. ¿La conclusión? Que a los millennials no les duelen prendas a la hora de dejar en la estacada a las marcas que no se comportan con ellos como deberían.

A fin de evitar que los más jóvenes pongan pies en polvorosa cuando se enfrentan a un servicio mediocre, Aspect recomienda a las marcas que apuesten decididamente por las estrategias omnicanal y por las opciones de autoservicio.

Que las empresas ayuden a los consumidores a ayudarse a sí mismos es importante para el 69% de los millennials, que dicen “sentirse bien” tanto por la compañía que les ha prestado ayuda como por sí mismos cuando pueden solventar un problema por sí solos.

El informe de Aspect concluye, por otra parte, que el consumidor interactúa con los servicios de atención al cliente de las marcas una media de 65 veces al año. Sin embargo, en esos 65 contactos no se dejan notar ni las preferencias digitales del nuevo consumidor ni su deseo de resolver problemas por sí mismo.

“Puesto que los millennials son más leales a las experiencias que a las marcas, el engagement es clave a la hora de conectar con este tipo de consumidores”, explica Joe Gagnon, vicepresidente senior de Cloud Solutions de Aspect.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir