Marketing

LOS MINORISTAS TIENEN QUE FACILITAR EL OPT-OUT

Un estudio analiza las causas de baja de usuarios de los emails enviados por el sector del comercio minorista. El estudio examina las prácticas de opt-out de 94 de los principales minoristas de Estados Unidos. Sólo el 9% de los minoristas ofrecen un procedimiento de baja con un solo clic.

El estudio, realizado por la sección de email marketing de Direct Marketing Association (DMA), Email Experience Council, examina el proceso de opt-out o baja y sus diversos elementos y permite a las empresas que emplean el email marketing observar en profundidad los problemas de sus estrategias de email marketing de cara al respeto al usuario.

El estudio demuestra que el proceso de baja no se aprovecha lo suficiente, tanto en cuanto a la información que se podría recabar sobre las razones del usuario, como en cuanto a la buena imagen que podrían ganar las empresas que faciliten a los usuarios la realización de las decisiones que toman.

“Ha surgido un nuevo paradigma en el marketing, en el que el consumidor tiene el control. En este entorno, da igual de qué canal estemos hablando, los buenos profesionales respetan las necesidades y preferencias de los consumidores, lo que por supuesto incluye el respeto a su decisión de darse de baja”, resume el vicepresidente ejecutivo y director general de operaciones de DMA, la asociación de marketing directo de Estados Unidos.

Sólo el 66% de los minoristas aprovecha los procesos de opt-out para saber las razones por las que el usuario se da de baja, y pocos profundizan en esta posibilidad. Por otro lado, en cuanto a las barreras para darse de baja, sólo el 9% de los minoristas dan la posibilidad de desuscribirse con un solo clic, mientras que un 35% podría hacerlo pero no lo hace.

Otros datos del estudio muestran que el 86% de los minoristas hacen efectiva la baja del usuario en un plazo de tres días, si bien la gran mayoría la efectúan de manera inmediata.

El estudio muestra que los minoristas son bastante respetuosos con la ley contra el spam, CAN-SPAM Act, vigente en Estados Unidos desde 2003. Sólo el 4% de ellos infringe esta ley, ya sea por no llevar a cabo las bajas solicitadas por los usuarios, o por tardar más de 10 días en efectuarlas. Por otro lado, el 73% de los minoristas dejaron de enviar emails inmediatamente tras la recepción de la petición de baja.

Además, los profesionales del email marketing aplican estrategias cada vez más inteligentes para mantener la población de sus bases de datos. El 16% de los minoristas ofrece la oportunidad de disminuir la frecuencia de los emails recibidos a los usuarios que solicitaban la baja de su servicio de emails. Y el 17% solicita información sobre las razones de su baja a los usuarios que la solicitan.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir