Marketing

LOS NUEVE ERRORES MÁS GRAVES DE LA PRESENTACIÓN DE PRODUCTOS

Los catálogos de venta a distancia tienen que apostar todo al mismo número. Los productos no están ahí para manipularlos, por lo que la presentación en el catálogo ha de ser impecable y lo más atractiva posible. En esto influyen muchos elementos, con los que hay que tener cuidado para no acabar cayendo en los errores más comunes en el diseño de catálogos.

Fotografía mediocre o floja. No se trata de las poses de los modelos, sino de aspectos técnicos de la fotografía. La nitidez y la calidad del color se dan por sentadas. Pero la iluminación y el momento fotografiado suelen ser problemáticos. Otro problema que se encuentra a menudo es el recorte de las figuras y las zonas en sombra, tanto en Internet como en catálogos.

Fondos estructurados. Hay que cuidar que las imágenes de fondo no estén demasiado recargadas y que dejen puntos de descanso visual. Cuando son demasiado complejos impiden la lectura del texto y la mayoría de los lectores pasan de largo.

Mala organización. Los catálogos deben estar bien organizados. No son democráticos: en las páginas dobles se resalta siempre un producto gancho y productos estrella cada dos por tres. Ayudan al lector a distinguir que artículos son especialmente importantes. Hay que prestar atención a los ganchos visuales, pero siempre deben estar relacionados con ofertas de importancia.

Poco detalle. Los buenos productos deben quedar destacados con fotos adicionales de detalle e información adicional. No sólo hay que destacar las características del producto, sino sus ventajas y beneficio para los usuarios.

Demasiados accesorios, o demasiado pocos. Auque los accesorios sean fácilmente vendibles, no hay que llenar las páginas con estos productos de tal modo que se pierda de vista el producto principal. Los accesorios deben ser adecuados a la oferta principal.

Modelos flojos. Hay dos tendencias dominantes: mientras unos renuncian a los modelos profesionales y utilizan personas normales, otros prefieren invertir cierta cantidad de dinero. En el caso de coger a modelos con poca experiencia, debe contarse con un excelente fotógrafo y un buen asesor, para que las poses no resulten rígidas o afectadas y no desvíen la atención del producto. Además se tarda más en realizar las fotos. Hay que tratar de acompasar la categoría del producto con los modelos empleados. Las marcas primerizas o juveniles toleran mejor modelos desconocidos, mientras que la alta costura y las marcas suelen verse afectadas de forma negativa.

El tamaño sí importa. Hay que dar el máximo espacio posible a los objetos en el catálogo. No conviene dejar demasiado fondo blanco, a no ser que se trate de catálogos de lujo con cierta concepción artística. El papel caro y las páginas opulentas pero ligeras no pegan con los planteamientos de descuento.

Textos flojos. Las descripciones de los artículos son secundarias para captar la atención. Pero una vez que se ha captado, hay que tirar rápidamente del sedal, y esta es la función del texto. Deben ser completos y claros y deben ofrecer argumentos de compra convincentes, basados en las ventajas del producto.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir