Marketing

Los padres de internet advierten del monopolio de datos de Facebook

Los padres de internet advierten del monopolio de datos de FacebookPara Tim Berners-Lee, Facebook se asemeja cada vez más a un colosal almacén de datos. El padre de la World Wide Web critica el monopolio ejercido por unos pocos gigantes online, que absorben una cantidad ingente de información y la pagan, en cambio, a un precio irrisorio.

Hace casi 22 años, Tim Berners-Lee cambió el mundo para siempre con un simple artículo. Por aquel entonces, el joven informático escribió desde su despacho en Ginebra un texto de 30.000 caracteres –“Manejo de la información: una propuesta”– que sentaba las bases de la web tal y como hoy la conocemos. Ahora, Berners-Lee vuelve a saltar a los titulares por un nuevo artículo, un ensayo de 23.000 caracteres, que vuelve a colocar el acento en la red: “Larga vida a la web”.

Según Berners-Lee a la web tal y como hoy la conocemos podríamos quedarle los días contados. Según el informático, nunca tantos peligros como ahora han acechado a la red de redes. Los principales adversarios de internet los agrupa Berners-Lee en tres grandes grupos:

– Los gobiernos que controlan el comportamiento de sus ciudadanos en la red.
– Los proveedores de internet que transportan de manera preferente determinados datos a cambio del pago de una suma de dinero.
– Las grandes redes sociales que acaparan gran cantidad de información y fomentan así el monopolio de datos en la red.

De acuerdo con Berners-Lee, actualmente corre el peligro de venirse a bajo el pilar sobre el que se cimentó hace 22 años la red de redes, un sistema de información que, por principio, debería ser “universal e interconectado”.

Berners-Lee: “Cada web es un silo de datos, estrictamente separado del resto”

“Universales e interconectadas” son las informaciones que redes sociales como Facebook, LinkedIn y Friendster recopilan en sus bases de datos. Sin embargo, esta actividad se circunscribe a cada vez menos actores, denuncia Berners-Lee.

“Quien introduce datos en estos servicios, no los puede utilizar fácilmente en otras páginas. Cada web en un silo de datos, estrictamente separado del resto. Sí, los usuarios de un servicio están en la web, pero los datos no. Los internautas puedes visitar el servicio de una web con una lista de sus contactos, pero no pueden enviar esa lista de contactos a otros servicios web”, explica Berners-Lee en declaraciones a Spiegel.

El problema de la arquitectura en que se basa la actual Web 2.0 es el siguiente: cuanto más intensivamente se usa un servicio, mejor funciona, más atractivo es para el usuario y más difícil es también abandonarlo. Redes sociales como Facebook centralizan información en un exclusivo banco de datos, que es constantemente alimentado por el usuario. De media, cada uno de los más de 500 millones de usuarios de Facebook genera al mes 90 contribuciones (comentarios, fotos, links), se comunica con 130 contactos y es seguidor de 80 páginas.

El monopolio de datos de Facebook se fortalece

Berners-Lee advierte: “Cuanto más se difunda la arquitectura de la nueva Web Social, más fragmentada será la red y menos podremos, por lo tanto, disfrutar de una espacio de información universal e interconectado”.

A este proceso de concentración contribuyen cada vez más actores. A principios de noviembre, Google bloqueó, por ejemplo, el acceso de Facebook a las listas de contacto de sus clientes. La red social de Mark Zuckerberg brinda a sus usuarios la posibilidad de buscar contactos a través de servicios de correo electrónico como Google, Yahoo! y Hotmail. Sin embargo, a partir de ahora, el usuario no podrá buscar amigos en Facebook a partir de su libreta de direcciones en Gmail.

La web libre alimenta a Facebook

Facebook absorbe cada vez más información y en muchos casos está proviene de la denominada web libre. Si, por ejemplo, un usuario de esta red social accede a una web, tiene también acceso inmediato a las recomendaciones sobre este sitio efectuadas por sus amigos en Facebook.

La ventaja para el explotador de la web es que el usuario permanecerá probablemente más tiempo en el portal para descubrir así las recomendaciones llevadas a cabo por sus amigos y la ventaja para Facebook es que las opiniones y preferencias que sus usuarios vierten en otras páginas web van a parar también a su inmenso banco de datos.

La estrategia merece la pena en tanto en cuanto Facebook gana en relevancia en la inmensidad de la web. Según estadísticas de la empresa de investigación de mercados Hitwise, durante la segunda semana del presente mes de noviembre, uno de cuatro internautas estadounidenses se conectó a Facebook, un 16% más que con respecto al mismo periodo del año anterior.

La base para este vertiginoso crecimiento la sentó hace casi 22 años Tim Berners-Lee en su ensayo sobre la World Wide Web. Él creó una infraestructura completamente libre que todo el mundo podía usar de manera gratuita. Gracias a esta libertad, empresas como Facebook son los gigantes que hoy son. Y paradójicamente son también estas compañías las que están levantando islas desconectadas del resto en la red “universal e interconectada” que concibió Berners-Lee.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir