líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

LOS PERIÓDICOS DE EEUU BUSCAN ALTERNATIVAS A LA SUBSCRIPCIÓN TELEFÓNICA

Presionados por la mala gestión de la distribución, entregas tardías y la entrada en vigor este julio del registro de no-llamadas con el que los estadounidenses reclaman su derecho a no ser objeto de campañas de telemarketing, los periódicos del país están sufriendo una destacada rebaja del número de subscripciones nacionales.

Según explica la publicación especializada «Editor & Publisher» en su último número, las subscripciones telefónicas eran la principal fuente de nuevas órdenes para los medios impresos. Así la prensa diaria se encuentra ahora ante un nuevo reto: obtener nuevos clientes gracias a un canal distinto al del hilo que inventó Alexander Bell.

No obstante, la Comisión de Comercio del Gobierno de los EEUU ha permitido a los medios de comunicación gozar de un estatus de excepción en relación al lanzamiento de campañas de telemarketing cuyo objetivo fuera la captación de nuevos subscriptores.

Sin embargo, tales excepciones han sido definitivamente eliminadas con el organismo público lo que enfrenta a la prensa diaria a multas de hasta 11.000 dólares por llamada.

«No sé cómo el telemarketing va a sobrevivir en este contexto», denuncia Mark Kubiela, director de circulación de especializada «The Morning Herald» y de «The Daily Mail, quien agrega que «el telemarketing sigue siendo la mayor fuente de nuevas suscripciones para nuestro sector». El pasado año, Industrywide captó telefónicamente a un 39,1% de sus nuevos clientes, según datos preliminares de la Asociación de la Prensa de EEUU. Sin embargo, para el vicepresidente de la compañía, David Rounds, estas limitaciones acabarán frustrando a un sector que obtiene la mayoría de las órdenes vía telefónica.

Las editoras de prensa diaria en EEUU sólo están autorizadas para contactar telefónicamente a clientes ya subscritos, pero es la incapacidad para acceder a esos 23 millones de ciudadanos inscritos en el listado de no-llamadas lo que realmente asusta a los ejecutivos de estas empresas. Algunos aseguran no ver alternativas a esta dificultad.

Pero, según informa «Editor & Publisher», hay otra buena razón para que los periódicos desestimen el telemarketing: tiene el peor índice de retención.

A pesar de todo, algunos medios de comunicación norteamericanos están contemplando la posibilidad de bordear la legalidad y aprovechar otras ocasiones para proponer telefónicamente la suscripción a sus publicaciones.

La mayoría, sin embargo, acepta la situación y está planteando nuevos métodos como son el correo directo, los equipos comerciales puerta a puerto o la venta en quioscos.

«De alguna forma, esta es una buena noticia. Pueden conseguirse mejores ventas con otro tipo de métodos».

 

LOS MEDIOS PREVÉN MÁS INVERSIÓN EN PUBLICIDAD PARA 2004AnteriorSigueinteARS, SELECCIONADA PARA EL LANZAMIENTO DEL NUEVO OPEL MERIVA

Noticias recomendadas