Marketing

LOS "PSEUDO-PREMIOS" ACABAN EN EL TRIBUNAL

Cuando se da la impresión de que un consumidor acaba de ganar un premio en efectivo, debe pagársele dicho premio. Eso es lo que ha dictaminado el Tribunal Provincial de Stuttgart, Alemania y por el cual una mujer tiene derecho a recibir los 9.305 euros que le prometió por escrito una empresa. Esta decisión vino a confirmar la decisión tomada por un tribunal menor en pasado mes de julio.

Un dictamen similar se produjo en otro tribunal alemán. En este caso, fueron 4.090 euros los que tuvo que pagar una empresa a una consumidora a la que le había ofrecido dicha cantidad en un envío publicitario. La mujer presentó una queja contra la compañía cuando ésta le comunicó que aún no se habían decidido sobre el premio.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir